O Carballiño

El incendio de septiembre pone en peligro 11 mámoas de Brués

O Carballiño

O CARBALLIÑO

El incendio de septiembre pone en peligro 11 mámoas de Brués

El Concello encargó al Centro de Estudios Chamoso Lamas un informe para delimitar estos enclaves 

Los montes situados entre las parroquias de Brués y Moreiras, en el municipio de Boborás, acogieron en la mañana de ayer una caminata promovida por el Centro de Estudios Chamoso Lamas de la comarca de Carballiño y la asociación naturalista Outeiro con el objetivo de inspeccionar el conjunto de 11 mámoas que se vieron afectadas por el incendio declarado el pasado mes de septiembre. Medio centenar de personas, con edades comprendidas entre los seis y los 75 años, acudieron a la cita y recorrieron un total de cinco quilómetros por los escarpados senderos del Coto de Molin, a 660 Metros de altura.

Guiados por el arqueólogo Jorge Lamas y el biólogo Diego Reboredo, del colectivo de investigadores, los participantes conocieron el estado de los túmulos funerarios, inventariados por Patrimonio y que fueron construídos en la época prehistórica del Neolítico, hace 6.000 años. Los panteones, cuyo tamaño oscila entre los 10 y los 40 metros de diámetro, quedaron sin manto vegetal de protección y en algún caso sus piedras fueron removidas por la maquinaria utilizada en la extinción del incendio para abrir cortafuegos. En este mismo sentido, los expertos indicaron que el elevado número de pistas de este tipo que han sido abiertas provocará en el futuro corrimientos de tierras en las zonas donde se sitúan las mámoas.

Por otra parte, el fuego, que arrasó más de 500 hectáreas entre los días 6 y 10 del pasado mes de septiembre, de las que 220 eran de árboles, también dejó al descubierto las canalizaciones que usaron los romanos para el depósito del cuarzo del cual extraían oro y estaño para acuñar monedas y fabricar herramientas. Asimismo, las llamas quemaron por completo los pinos de un terreno de 20 hectáreas que había sido repoblado por los comuneros de Brués hace ocho años.

La edil de Cultura de Boborás, Patricia Torres, participó en la marcha y señaló que "dende o Concello encargamos un informe ó Centro de Estudios para deseñar un plano de localización das mámoas que permite a súa delimitación e sinalización, a fin de remitirllo á Dirección Xeral de Patrimonio".

Además, este informe servirá como base para la elaboración de un proyecto integral más amplio para la habilitación de rutas turísticas en todo el municipio. "A parte desta zona de mámoas incluiranse as rutas que xa están abertas polas igrexas do Románico e a medieval a Pazos de Arenteiro, así como as vencelladas ás minas de wolfram e arsenopirita romanas que hai na contorna de Balboa", apuntó la concejala de Boborás.

Te puede interesar
Más en O Carballiño