La Región

SUCESO

Prisión para el asaltante de la vivienda de Pazos de Arenteiro

La jueza lo considera sospechoso de robo con violencia y detención ilegal de las víctimas de Boborás

Prisión para el asaltante de la vivienda de Pazos de Arenteiro

La jueza titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Carballiño ordenó el ingreso en prisión, por robo con violencia o intimidación con uso de armas y detención ilegal, de J. P. R. de 50 años y natural de Ourense, detenido como uno de los sospechosos del atraco con pistolas y un cuchillo a dos vecinos de Pazos de Arenteiro (Boborás), en torno a las 13,30 horas del pasado sábado. La pareja de ancianos, Manuel y Amalia de la Fuente, asegura que fueron dos hombres encapuchados que la ataron a ella y a la asistenta y que finalmente huyeron llevándose en torno a 1.500 euros, una cadena de oro y varios relojes.

La heroicidad de dos jóvenes vecinos, que prefieren mantenerse en el anonimato, junto con el yerno y el nieto de las víctimas, logró la detención de uno de ellos. Los jóvenes afirman que "cuando nos dijeron lo que había pasado subimos a la parte alta del pueblo siguiendo sus pasos, por los senderos de los viñedos, y después cogimos el coche y fuimos por una pista, vimos una pareja que no sabemos quien era y un coche aparcado en un lugar poco habitual al que le sacamos fotos, después circulamos por la calle principal del pueblo y fuimos al bar de Chon". Tras preguntar a varios vecinos si habían visto algo sospechoso se fueron a Liñariños. Allí se encontraron con el yerno y el nieto de las víctimas. 

Un silbido procedente del monte entre Liñariños y Pazos de Arenteiro los alertó. "Nos pareció sospechoso, le contestamos y volvimos a escuchar otro, así que seguimos la pista y encontramos a un hombre agachado, al que le dijimos que se mantuviese quieto, había tirado al suelo un sombrero y la patilla de unas gafas, pero vimos que no estaba armado, nuestro padre nos había avisado que tuviésemos mucho cuidado porque iban armados". 

El sospechoso echó a correr, saltó un muro y finalmente lo alcanzaron ."Hubo un forcejeo pero apenas se defendió, y decía que él no había hecho nada y que la gorra y los guantes que llevaba no eran suyos". Los vecinos de Pazos se inclinan a sospechar que pudiesen tener unos cómplices que les esperaban, de ahí los silbidos.Amalia de la Fuente y Manuel de la Fuente, víctimas del asalto en Pazos de Arenteiro (XESÚS FARIÑAS)

En poco tiempo llegó la Guardia Civil que procedió a su detención, mientras el sospechoso insistía en que él no había hecho nada.


Amenazaron con cortarle un dedo al marido


El nieto de las víctimas iba por otro camino en busca del segundo sospechoso, pero al sentir a sus amigos que habían dado alcance a uno de ellos regresó, percatándose que no era el mismo que él perseguía, y al que este lunes seguía la pista la Guardia Civil. El padre de los jóvenes les había advertido que iban armados, que tuviesen cuidado pero "pensaron más en sus vecinos mayores que en ellos mismos, porque son buenos vecinos", señalaba.

Manuel y Amalia aún no se habían recuperado este lunes del susto. Según declaraba la mujer, "querían saber de la caja fuerte y la encontraron pero no localizaron la llave ni yo me acordaba de la combinación, así que me dijeron que le cortarían un dedo a mi marido y yo les dije que me lo cortasen a mi, porque él está enfermo. Pero realmente no nos hicieron ningún daño, no fueron agresivos, sólo fue el susto y los nervios que aún estamos pasando".