O Carballiño

El jabalí mantiene en jaque a las sociedades cinegéticas

O Carballiño

ANIMALES

El jabalí mantiene en jaque a las sociedades cinegéticas

Señal del tecor San Trocado e Cidade, en el término municipal de Carballiño. (M.PINAL)
photo_cameraSeñal del tecor San Trocado e Cidade, en el término municipal de Carballiño. (M.PINAL)

Los tecores reclaman  corresponsabilidad a la Xunta por los daños que ocasiona a los agricultores

El jabalí mantiene en jaque a los cazadores de la provincia de Ourense. Las numerosas reclamaciones por parte de ganaderos y agricultores a los que estraga las cosechas desestabiliza la economía de los tecores. Este es uno de los principales problemas que motiva una reclamación que dirigirán a la Consellería de Medio Ambiente, para la que están recogiendo las firmas de todos los tecores de Galicia, con el fin de que la Administración autonómica aplique la Ley de caza aprobada en el 2013, creando un fondo de corresponsabilidad para resarcir las pérdidas de los cultivos, que ahora son asumidas en exclusiva por las sociedades de caza.

Uno de los tecores más afectados es el de San Trocado e Cidade, con 6.300 hectáreas en la comarca de Carballiño. Según apuntaba su presidente, Nicolás Cabanelas, todos los años, desde el 2009, el juzgado les obliga a pagar las pérdidas de la cosecha de maíz de un granjero de San Amaro, sobrepasando ya los 17.000 euros abonados.

El presidente de la Mesa Galega pola Caza, Manuel Martínez, que impulsa la adhesión de todos los tecores para reclamar a la Xunta soluciones, junto con el técnico cinegético, Juan Antonio Fernández, matizan que "sólo queremos que se aplique la Ley creando un fondo de corresponsabilidad, porque precisamente los cazadores somos la solución al jabalí, ya que si no cazamos el problema sería mucho más grande, pero en estos momentos la Ley nos hace responsables, cuando nosotros somos la solución, no el problema". En ese sentido, recuerdan que sólo en la provincia de Ourense se cazan al año entre 5.000 y 10.000 jabalíes.

Los tecores afectados como el de San Trocado e Cidade tienen que destinar la mayor parte de las cuotas de los socios a pagar a los agricultores, en lugar de realizar mejoras en el monte, como desbrozar e incluso cultivar parte de las tierras para el mantenimiento de la caza menor, como la perdiz o el conejo, cada vez más amenazada, mientras proliferan el jabalí y el corzo, de caza mayor.

Fuentes de la Consellería de Medio Ambiente señalaron que se está trabajando en la redacción del reglamento de la Lei de Caza y que las compensaciones por las pérdidas del jabalí es una cuestión que se tendrá en cuenta.

Mejoras en el hábitat de la caza menor

El escrito que los cazadores presentarán en Medio Ambiente, una vez que recojan las firmas de las 80 tecores que hay en Ourense, y de los restantes de Galicia, sumando un total de 400, también incluye otras reclamaciones, además de las compensaciones a los agricultores por las pérdidas que ocasiona el jabalí. Al respecto, se refirieron Juan Antonio Fernández y Manuel Martínez a la necesidad de apoyo por parte de la Administración para mejorar el hábitat de los animales de caza menor, mediante el desbroce y los cultivos. Eso ayudaría, según indican, a recuperar el conejo y la perdiz, entre otros, lo que favorecería no sólo la caza menor sino también a otros animales como las aves rapaces, lobos o zorros que se alimentan de ellos. Hasta hace aproximadamente cinco años, señala Juan Antonio Álvarez, que había subvenciones para la mejora del hábitat, pero fueron retiradas y ahora las reclaman de nuevo. "Defendemos la biodiversidad y necesitamos poner herramientas encima de la mesa para que se produzca un cambio legislativo", señala Manuel Martínez. El presidente de la Mesa Galega pola Caza aboga por un plan integral de recuperación de especies de caza menor en Galicia, al mismo tiempo que reclama una solución que ponga fin "a la impotencia que sufren los agricultores".

Más en O Carballiño