La Región

PATRIMONIO

Patrimonio pide datos al Concello de O Irixo sobre las mámoas

Las tres sepulturas neolíticas, que  estaban recogidas en el Catálogo  Xeral de Patrimonio De Galicia, fueron destruidas el año pasado, cuando los comuneros decidieron realizar la plantación de pinos y abrir varias pistas y cortafuegos

Patrimonio pide datos al Concello de O Irixo sobre las mámoas

La Dirección Xeral de Patrimonio abrió un expediente para aclarar la destrucción de la mámoa de 6.000 años de antigüedad y los daños ocasionados en otras dos durante el allanamiento de un monte para plantar pinos en O Quinteiro, en el municipio de O Irixo. 

El departamento autonómico, dependiente de la Consellería de Cultura, solicitó información al Concello y a la asociación de montes en mano común de la citada localidad como promotora de los trabajos. Además, un técnico de la Dirección Provincial Patrimonio ya se desplazó al lugar, en el que, junto con los agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil de Ourense, recopiló información sobre los daños ocasionados en las dos tumbas de la era Neolítica y la destrucción de la otra, conocida como túmulo de Barro. 

Las tres sepulturas neolíticas, que  estaban recogidas en el Catálogo  Xeral de Patrimonio De Galicia, fueron destruidas el año pasado, cuando los comuneros decidieron realizar la plantación de pinos y abrir varias pistas y cortafuegos. 

Los daños fueron denunciados por la asociación Mámoa Verde Patrimonio, tras la que el Seprona abrió una  investigación, que bautizó con el nombre de  "Sepulturum". Las pesquisas finalizaron esta semana con la toma de declaración a tres miembros de los comuneros de O Quinteiro y a un conductor de una retroexcavadora.  

El alcalde Manuel Penedo, que fue el que gestionó la retroexcavadora, lamenta los daños y se los achacan a un "lamentable accidente" al no tener conocimiento de la ubicación de las mámoas.