O Carballiño

Sin rastro del autor del vídeo del puñetazo al carballiñés

O Carballiño

INVESTIGACIÓN - AGRESIÓN

Sin rastro del autor del vídeo del puñetazo al carballiñés

Jacobo J.R., antes de comparecer en el juzgado carballiñés.
photo_cameraJacobo J.R., antes de comparecer en el juzgado carballiñés.

La Guardia Civil busca pistas en las redes sociales y en el entorno del agresor para identificarlo

La Guardia Civil busca en las redes sociales pistas que permitan identificar a la persona que grabó con su teléfono móvil a Jaboco J.R., de 19 años, propinando por sorpresa un fuerte puñetazo a un vecino de O Carballiño.

El presunto agresor quedó en libertad, aunque como investigado por delitos de lesiones y contra la integridad moral, tras declarar en el Juzgado de Instrucción 2 de la villa. Durante su comparecencia, Jacobo J.R. no ofreció ningún detalle sobre la identidad de la persona que lo estaba grabando. Eso sí, negó que fuera su hermano, como se dio a conocer inicialmente. Los agentes tienen sospechas sobre quién pudo ser, pero le faltan las pruebas definitivas para poder demostrarlo y proceder a su detención.

Para ponerlo a disposición judicial buscan datos en las redes sociales, siguiendo la trayectoria del vídeo, para identificar a la persona que primero lo divulgó. Para ello no descartaban ayer solicitar la colaboración de los responsables de las plataformas a través de las que fue visualizado.

Al mismo tiempo, los investigadores recaban información en el entorno del presunto agresor por si alguno de sus conocidos o familiares pueden arrojar algún tipo de luz que permita identificarlo.

Las pesquisas aún no habían dado fruto en la tarde de ayer.


Policía Local


Mientras, la Policía Local defendió su actuación al detener a Jacobo J.R. en la mañana del miércoles cuando lo avistó en la villa. Los agentes locales consideran que actuaron "correctamente" ante las discrepancias, según pudo saber este periódico, surgidas en el cuartel de la Guardia Civil por el arresto. Estos últimos abrieron una investigación de oficio nada más tener conocimiento de la agresión y pretendían detener a un tiempo al agresor, Jacobo J.R. y a la persona que lo grabó propinando el puñetazo al vecino de la villa.