O Carballiño

Las restricciones más duras de España dividen las opiniones en Carballiño

O Carballiño

Crónica

Las restricciones más duras de España dividen las opiniones en Carballiño

Terrazas de hostelería ayer en el centro de Carballiño, último día de apertura de bares al público (MARTIÑO PINAL).
photo_camera Terrazas de hostelería ayer en el centro de Carballiño, último día de apertura de bares al público (MARTIÑO PINAL).
Los hosteleros se defienden y achacan los contagios a la "actitud irresponsable de la gente"

La cultura, el deporte y el ocio se suprimen en Carballiño, Boborás y O Irixo, y aún es más preocupante para la población en general el hecho de que no se sabe por cuánto tiempo. Los alcaldes, no obstante, se muestran convencidos sobre la necesidad de las nuevas restricciones para frenar los contagios del covid-19 tras la reunión telemática que mantuvieron ayer con responsables sanitarios que ofrecieron una justificación contundente y sin ningún tipo de dudas sobre la decisión tomada por los expertos, señalando que en los últimos 14 días se han producido 236 contagios de los que 109 son de la última semana en los tres concellos más afectados de toda Galicia y con las medidas más duras que ya están hoy vigentes.

El regidor de Carballiño, Francisco Fumega, señalaba que "non houbo duda en aplicar estas medidas porque as cifras son preocupantes e continúa a aumentar o contaxio no ámbito familiar e de relación de amigos", y añade que "á hostalería e restauración aféctalles de forma clara aínda que moitos xa estaban pechados, e o que é necesario é o apoio a este sector. Hoxe remata o prazo para a presentación de documentación para solicitar as axudas no concello e trataremos de acelerar o proceso, ao mesmo tempo que haberá que abrir unha nova línea".

Acatamiento

El regidor de O Irixo, Manuel Cerdeira, declaraba que "vamos a acatar as medidas a ver se entre todos solucionamos esto", apuntando que en este municipio hay cinco bares que son los perjudicados.

Patricia Torres, alcaldesa de Boborás, explicaba que "vese afectado o sector turístico pero xa o estaba ao non poder entrar no concello. Tamen os restaurantes e bares aínda que hai algúns con tenda de alimentación que poderán manter esa actividade", y añadía que "despois de falar co conselleiro, aínda que estou preocupada polas familias que dependen deses ingresos, as medidas tomáronse porque os datos son moi preocupantes".

Además de los sectores de la cultura, del deporte -como los gimnasios- y locales de ocio, entre otros perjudicados con estas últimas restricciones, la hostelería y restauración son los negocios más numerosos. La mayor parte de los profesionales del sector se mostraban ayer contrarios al cierre, argumentando que están cumpliendo escrupulosamente con las medidas de prevención establecidas y que la causa de los contagios está en "las conductas irresponsables de la gente". José Luis Acuña (Cafetería Ningures) abrió su local hace 24 días  -"muy malos", asegura- y piensa que "los culpables no son los bares porque estamos desinfectando todo el tiempo. Cerrar no es la solución porque esto llegó para quedarse, como la gripe, y no vamos a cerrar toda la vida". César Nova (Casa Pituxo Hotel Restaurante) considera que "el cierre ya tenía que haber sido antes. No creo que ahora se controle porque la gente va a seguir juntándose". Mientras, Beatriz Rodríguez (Tapería Boemian) está de acuerdo con el cierre pero "que lo apliquen de una vez por todas para todo el mundo igual".

A María Hermida (cliente) no le parece bien que cierren, porque "es peor lo que pasa en los autobuses con los niños todos juntos y jugando también en las plazas". Otra cliente, Carlota Santalices, opinaba que las restricciones "son necesarias mientras la gente no tenga responsabilidad individual, más empatía y más concienciación".

 

El PP insta a pedir ayuda a la Xunta

El grupo del PP de Carballiño manifiesta su preocupación por el retraso en las ayudas a pequeñas empresas y familias acordadas por el pleno. Afirma que las ayudas deberían estar aprobadas definitivamente antes del 15 de noviembre y a día de hoy "aínda non se abriu o prazo para que os beneficiarios poidesen presentar a documentación".

También instan al gobierno local a que "recapacite e de marcha atrás á suba de tasas e impostos aprobada co voto en contra da oposición no último pleno". Asimismo, acaba de presentar una moción para que el Concello solicite medidas económicas a la Xunta en "apoio aos sectores máis afectados polas últimas restricións" y que envíe copia de este acuerdo a Boborás y O Irixo.

 

Más en O Carballiño