San Amaro estrena comedor escolar gracias a los padres

Escolares de San Amaro, el día de la inauguración del comedor.
photo_camera Escolares de San Amaro, el día de la inauguración del comedor.
Las familias vendieron diversos productos y organizaron sorteos hasta conseguir 8.500 euros

El colegio público de San Amaro inauguró en días pasados un nuevo comedor escolar gracias al empeño de los padres, apoyados por la dirección del centro, que lo hicieron posible. Fueron dos madres quienes inicialmente tomaron la iniciativa, que recibió el respaldo de todo el colectivo escolar para mejorar las instalaciones.

“O comedor estaba moi obsoleto e empezamos a falar entre nós se o podíamos mellorar con donacións de mobles e outras cousas que era necesario cambiar, pero enseguida nos dimos de conta que era necesaria unha reforma integral”, apunta una de las impulsoras, Cristina Vázquez.

Así fue como se puso en marcha toda una movilización de ideas y acciones encaminadas a conseguir fondos para la ejecución de las obras. El mercadillo solidario fue todo un éxito en cada fiesta y evento que se instalaba ofreciendo diversos artículos confeccionados a mano por las mismas familias y por los usuarios de la Casa do Maior, que también trabajaron intensamente en la campaña.

Carballiño, Boborás, San Amaro, Maside e incluso fuera de la comarca, en Amoeiro, ya fuese en fiestas como las del Entroido o Nadal, o en los bares y otros negocios, vendieron las manualidades y rifas para sorteos, el más curioso aprovechó el Entroido y la Festa da Cachucha para sortear una carretilla repleta de productos para hacer un completo cocido, con carne de cerdo curada, verdura, chorizos, patatas, entre otros.

“Tamén foron un éxito as caixiñas solidarias con xoguetes, carteiras, nomos, monedeiros, todo entre 1 e 5 euros. Tamén organizamos postos con melindres e filloas caseiras, ‘perritos calientes’ e golosinas. As mulleres da Casa do Maior traballaron moito”, explica Cristina Vázquez. La recaudación, que se puso en marcha en octubre del 2023, ascendió a 8.500 euros.

Una fiesta inauguró las instalaciones, en la que hubo dulces, frutas y la actuación de un mago. El director, Rubén Febrero, valora en gran medida la iniciativa de las familias: “Traballaron moito e agora coñécense mellor entre eles” y destaca que desde hace un mes “montamos unha horta comunitaria cos usuarios da Casa do Maior, que se encargan de enseñar aos nenos a cultivar”.

Te puede interesar