La Región

HALLAZGO

Los sondeos en Godás hallan la base de una torre del siglo XV

El Consello continuará los trabajos en el patio de armas que formaba parte de este conjunto medieval

Las excavaciones de Godás en donde se aprecia parte de la base del sillar de la torre medieval.
Las excavaciones de Godás en donde se aprecia parte de la base del sillar de la torre medieval.
Los sondeos en Godás hallan la base de una torre del siglo XV

Las excavaciones que realizan un grupo de arqueólogos del Centro de Estudios Chamoso Lamas en el conjunto arqueológico de Godás, en Carballiño, están dejando al descubierto parte de la estructura de una torre medieval del siglo XV, además de otros restos de construcciones que formaban parte del enclave defensivo sobre el río Arenteiro, situado en la cima de una colina rocosa. Según afirman los arqueólogos, los restos que se están encontrando corresponden a la torre del homenaje y el patio de armas, en donde se hacía la vida.

Se conserva una buena parte de la base de la torre que ocupa 16 metros cuadrados, con paredes de 1,40 metros de ancho y una altura de entre 10 y 12 metros. En su interior se había erigido una estructura de madera para acceder a los pisos superiores (probablemente dos o tres plantas), y en el exterior había una serie de construcciones anexas con techumbre de madera y teja.

La limpieza en la base de la torre ha dejado al descubierto un canal de desagüe. Así mismo, se ha hallado un clavo de hierro que debió formar parte de la sujeción de la estructura interior, según cree el director de la excavación, Jorge Lamas. La guarnición debía estar formada por dos o tres soldados y el merino correspondiente encargado de la administración y el cobro de impuestos.

CONSOLIDACIÓN

Al término de esta primera excavación, la obra será inspeccionada por el área técnica de Patrimonio y se procederá a su consolidación. Está previsto continuar el trabajo más adelante para excavar el patio de armas y poder consolidar y preservar todo el conjunto.

Con la finalidad de completar el trabajo y valorizar este hallazgo, que ha permanecido absolutamente abandonado hasta ahora, se realizará una toma de imágenes aéreas con un dron para poder establecer un plano lo más preciso posible del conjunto. La intención es realizar una reconstrucción virtual de la torre y el resto del conjunto arqueológico, para que los visitantes puedan observarlo tal y como debió ser en el siglo XV.

A este respecto, el Ayuntamiento de Carballiño, que ha sido la entidad que ha sufragado el coste del proyecto, también tiene previsto continuar el sendero del Arenteiro, para incorporar esta zona al conjunto etnográfico que conforman la fábrica del papel y los molinos. De hecho, esta torre medieval de Godás, además de su valor histórico y arqueológico, posee a su alrededor una era de hórreos de piedra y madera, y un viejo molino, que sería preciso restaurar, según señala el alcalde carballiñés, Francisco Fumega.

El regidor visitó ayer al yacimiento para observar la marcha del trabajo de campo y declaró que ya ha encargado un proyecto de señalización del conjunto, que tiene previsto presentar al plan Proder para conseguir financiación. Además, anunció la redacción de un segundo proyecto para proseguir el sendero del Arenteiro hasta este lugar, con lo que se crea una ruta de gran interés histórico, arqueológico y etnográfico a orillas del río Arenteiro, que continuará hasta Ponterriza.

Un paso aduanero en la ruta del vino de O Ribeiro

El documento más antiguo de este emplazamiento data del año 1470, y se refiere a un asunto de herencia, por lo que el autor del descubrimiento, el presidente del Centro de Estudios Chamoso Lamas, Xosé Luis Sobrado, considera que su origen podría situarse a comienzos del siglo XV . Se trata de un paso aduanero en la ruta del vino desde O Ribeiro a Santiago y Pontevedra, que controlaban los condes de Monterrey, los condes de Rivadavia, la Encomienda de Beade, la Orden de Jerusalém y los monjes de Oseira, cada uno en su jurisdicción.