La Región

CARBALLIÑO

La empresa Pacholo deja el traslado de basura a Sogama

El administrador responsabiliza a parte de los trabajadores por sus incumplimientos y boicot

Óscar González Quesada, administrador de la empresa Transportes Pacholo (JOSÉ PAZ).
Óscar González Quesada, administrador de la empresa Transportes Pacholo (JOSÉ PAZ).
La empresa Pacholo deja el traslado de basura a Sogama

La empresa Transportes Pacholo, subcontratada desde el 2016 por la UTE  Renfe-Copasa-Logirail para el traslado de los residuos urbanos de Galicia desde las plantas de transferencia hasta Sogama y acarreos hasta las terminales ferroviarias, anunciaba este miércoles que dejará de prestar dicho servicio. Así lo comunicó el administrador Óscar González Quesada, quien matizó que la rescisión del contrato se hará efectiva una vez que finalice la huelga indefinida que iniciaron los trabajadores el pasado domingo y se reúna con los responsables de la UTE para hacer efectiva la renuncia. 

Óscar González declaró que su "renuncia firme" es una consecuencia de los problemas y el daño que han estado ocasionando parte de los trabajadores a la empresa. 

Para la prestación de este servicio, la empresa había contratado a 50 conductores con experiencia y a otros 17 suplementarios, para trabajar con una plantilla de 67 personas. "Una vez pasados los periodos de prueba comienza el lío con una parte de los conductores", señala, refiriéndose a reclamaciones salariales y sobre los horarios, "dificultando enormemente, y en una escalada de tensión cada vez mas elevada, realizar el servicio contratado". Añade Óscar González que en agosto de ese 2016 "y con el fin de mejorar sus condiciones y conciliación familiar, se establece un cuadrante distinto adaptado a lo que piden. Pero el servicio sigue empeorando y la productividad cae en picado; por ejemplo cuando antes en las mismas horas hacían tres viajes a Naron, ahora pasan a hacer dos".

A los cinco meses, la UTE y Sogama  empiezan a plantear quejas a Trasportes Pacholo y en Navidades los trabajadores hacen huelga para mejorar las condiciones laborales. A partir de ahí, la empresa refuerza el personal, pero la situación no se soluciona y siguen los problemas. En 2017 la plantilla se incrementa hasta los 92 trabajadores, "pero ni multiplicando la plantilla conseguimos que el servicio se haga correctamente", matiza el administrador, por cuyo motivo la UTE comienza a contratar a otras empresas. 

Ante esta situación, afirma Óscar González que renuncia a prestar el servicio y que no readmitirá a los trabajadores debido a la reducción de la carga de trabajo, en la que han tenido mucho que ver comportamientos inadecuados y "el boicot" de algunos conductores.


Niega que se bajaran los sueldos


En relación a las reclamaciones de los conductores: "Dicen que les rebajamos los salarios un 40%. Es una falsedad, aquí llegaron en 2016 aceptando el salario del convenio de empresa, que hoy es de 12.910 euros y es superior al de la provincia, y ahora los conductores de nueva contratación cobran una media de 1.341 euros al mes, 16.102 anuales. Pero para los que venían de la concesionaria anterior el sueldo medio está en los 2.017 euros al mes (24.211 al año) y en algunos casos llega a 2.403 euros al mes", puntualiza Óscar González.

Durante su comparecencia también enumeró los incumplimientos de una parte de los trabajadores, como la negativa a abrir la compuerta de los contenedores, a hacer el cambio de contenedores en las plantas de transferencia, a no moverlos en las explanadas, choques intencionados contra columnas con destrozos en la cabeza tractora, colapso del taller, casi dos mil reparaciones de contenedores en tres años, negativa a descargar tres vehículos de forma simultánea para provocar colas de camiones esperando turno y ralentización continuada del servicio. En cuanto al número de conductores que perderán el trabajo, González señaló que dependerá si quedan con las nuevas adjudicatarias.