O Carballiño

El Valedor insta a devolver la tasa cobrada por agua con arsénico

O Carballiño

O CARBALLIÑO

El Valedor insta a devolver la tasa cobrada por agua con arsénico

Vecinos de Punxín piden al Concello que lo reclame a la concesionaria

El Valedor do Pobo comunicó a los vecinos de Punxín que remitirá próximos días un segundo informe al Concello instándole a realizar las gestiones necesarias con Aquagest para que la empresa devuelva el dinero correspondiente a las tasas cobradas por el suministro del agua cuando estaba contaminada con arsénico en los pueblos de Ourantes, Vilela y Vilar. Son en total 22 familias afectadas que reclamaron la devolución desde el año 2011, en que el Concello tuvo constancia de la contaminación natural con arsénico, mientras Aquagest siguía cobrando por el servicio que no estaban utilizando.

El Concello contestó a los vecinos que no correspondía hacer ninguna devolución porque se había suministrado garrafas con agua potable y ya en el 2013 se instaló una depuradora que solucionó primero el problema en Ourantes y más tarde en los otros dos pueblos.

A la vista de la respuesta de las autoridades municipales, los vecinos presentaron alegaciones, todavía pendientes de resolver, insistiendo en que se cobró el suministro de agua contaminada y que Ourantes nunca recibió agua envasada.

El portavoz vecinal, Joaquín Moldes, declaraba ayer que "o sorprendente é que o Valedor do Pobo nos chame para decirnos que emitirá un novo informe, é a única institución que realmente se preocupa pola nosa situación".

El Valedor do Pobo ya había actuado previamente de oficio solicitando documentación al Concello de Punxín sobre la contaminación e interesándose también por el alto coste de la tasa del agua. En tres ocasiones pidió información y ya en su primer informe alertaba sobre la situación de precariedad y de indefensión de los vecinos.

El pasado año, el Concello rescindía el contrato de mutuo acuerdo con Aquagest, pasando el servicio a ser municipal. Sin embargo, el alto coste de la tasa y la existencia de arsénico motivaron el encierro de los vecinos durante 20 días en el Concello.

Más en O Carballiño
Comentarios