O Carballiño

El Valedor pide más 
informes de la gestión del agua en Punxín

O Carballiño

O CARBALLIÑO

El Valedor pide más 
informes de la gestión del agua en Punxín

El Seprona detalló la reapertura de un pozo en Ourantes, que había sido clausurado por estar contaminado de forma natural por arsénico.

El Valedor do Pobo admitió a trámite la nueva documentación aportada por la comisión del agua de Punxín y se ha dirigido al Concello solicitando información. Los vecinos remitieron a esta institución los informes de Vigilancia Aduanera y del Seprona, en tanto que ya figuran en el sumario de la Pokemon. Vigilancia Aduanera investigó las condiciones del contrato con la empresa Aquagest para gestionar el suministro del agua y saneamiento, detectando irregularidades en el proceso. Por su parte, el Seprona detalló la reapertura de un pozo en Ourantes, que había sido clausurado por estar contaminado de forma natural por arsénico.

Ambos informes fueron enviados por la comisión del agua de Punxín al Valedor do Pobo, que ahora admite a trámite, y después de que la institución comunicase a los vecinos que presentará un dossier ante el Parlamento relativo al coste del agua. Los vecinos afectados por la contaminación de arsénico habían solicitado al Concello que gestionase ante Aquagest la devolución del dinero de las tasas que se habían cobrado pese a que no se podía utilizar el agua. Son 22 familias que presentaron la reclamación en relación a los años 2010, 2011, 1012 y 2013 y que recibieron una respuesta negativa por parte del Concello, argumentando que desde que se detectó el arsénico habían recibido agua envasada hasta que se solucionó el problema con la instalación de una depuradora.

El Valedor do Pobo, no obstante, instaba al Concello a gestionar la devolución del dinero, dando la razón a los afectados, al mismo tiempo que también instaba a revisar los costes del agua, cuya rebaja están demandando y que fue, junto con la existencia del arsénico, el detonante de un encierro en la Casa Consistorial que se prolongó durante 20 días.

Como quiera que el Concello se negó a negociar con Aquagest, el Valedor do Pobo anunció que trasladará un informe al Parlamento.

PRIVATIZACIÓN

Los vecinos de Punxín, después de protagonizar el encierro, que iniciaban durante el pasado mes de marzo, están ahora a la espera de mantener una reunión con los responsables municipales para contrastar los costes del servicio, tal y como se había comprometido el alcalde, Manuel Vázquez, que se celebraría en el último trimestre del año.

Además, en la próxima semana mantendrán las primeras reuniones con las federaciones de vecinos Limiar y Agrupación do Miño, de Ourense, y con la de Carballiño, para organizar unas xornadas para las que contarán con expertos en la gestión de servicios y con el fin de informar a la ciudadanía sobre las diferencias entre la gestión pública y la privada.

Estas tres federaciones de vecinos agrupan a más de 20 asociaciones y tienen la intención de crear un foro para concienciar a la población y a las administraciones en contra de la externalización, "debido a inclinación que hai de privatizar servizos tan básicos como o da auga, a recollida do lixo ou a sanidade", apuntó el portavoz de la comisión del agua de Punxín, Joaquín Moldes.