O Carballiño

Vecinos de San Amaro buscan su “oro negro” de los móviles

O Carballiño

Extracción

Vecinos de San Amaro buscan su “oro negro” de los móviles

El monte de San Trocado, en el Concello de San Amaro. (Foto: Martiño Pinal)
photo_cameraEl monte de San Trocado, en el Concello de San Amaro. (Foto: Martiño Pinal)
La noticia sobre el hallazgo de A Penouta les ha llevado a intentar reactivar la vieja mina de estaño

El Concello de San Amaro investiga la situación de una vieja mina ubicada en el monte de San Trocado, de la que antiguamente se extraía estaño y wolframio, antes de su clausura definitiva en torno a 1955. Las recientes informaciones sobre la aldea de A Penouta, en Viana do Bolo, donde se ha hallado el denominado "oro negro" de los móviles, han puesto en aviso a vecinos de San Amaro que todavía recuerdan cómo funcionaba la explotación en la ladera de San Trocado. 

La compañía Strategic Minerals Spain reabrió la mina de Penouta hace dos años y se dedica a la extracción de niobio y tántalo, la base del coltán -el "oro negro" que se emplea para fabricar dispositivos electrónicos-, y los vecinos de San Amaro ven posibilidades en su municipio. 

El presidente de la asociación de comuneros de Cristimil y A Torre, Modesto Rodríguez Alén, trasladó al alcalde de San Amaro, Rubén Gómez, la documentación relativa a la antigua mina de estaño y wolframio, en la que incluso llegó a trabajar su padre, además de un importante número de habitantes de este concello.

Se trata de la mina de Trocado de Ribela, con el número de permiso de explotación 3.225, expedido el día 21 de junio de 1951, y que abarca un total de 18 hectáreas del monte comunal de Xinzo de Eiras.

Modesto Rodríguez ha tenido en cuenta el alto valor que tiene en estos momentos el "oro negro", ya que de la escoria resultante de la obtención del estaño se logra el niobio y tántalo, dos de los minerales que más valora la industria tecnológica, porque con ellos se fabrican los teléfonos móviles y otros dispositivos informáticos como tabletas, pantallas LED, videoconsolas e incluso armas inteligentes. "Sabemos que na mina de Trocado se extraía estaño, aínda que non sabemos agora a cantidade, e se pode ser rentable ou non, por iso me dirixín ao alcalde para que o concello investigue sobre a situación da mina. Si hai posibilidade de explotala, sería moi bo para San Amaro, se non hai, pois non pasa nada", matizaba.

Rubén Gómez declaraba que buscará información al respecto y para ello se dirigirá en primer lugar a la Dirección Xeneral de Enerxía e Minas, de la Consellería de Economía, Emprego e Industria. El regidor, al igual que los vecinos, no quiere dejar escapar esta posible oportunidad.


La posibilidad de generar empleo


El alcalde de San Amaro, Rubén Gómez, no tiene información en estos momentos sobre los motivos por los que se cerró la mina de estaño y wolframio de San Trocado de Ribela, que funcionó entre los años 1951, en que obtenía el permiso, y hasta aproximadamente 1955. No obstante, el presidente de los comuneros de Cristimil y A Torre, Modesto Rodríguez, aún conserva en la memoria el recuerdo de cuando todavía era un niño y piensa que la explotación se clausuró a raíz de un accidente laboral en el que falleciera un adolescente. Afirma que allí trabajaba mucha gente del entorno y espera que al igual que en Penouta, de Viana do Bolo, que cuenta con 70 trabajadores, pueda de nuevo generar empleo y riqueza para San Amaro. 

Un equipo liderado por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ha logrado recuperar de la mina de Penouta niobio y tántalo, convirtiéndose en la primera y única mina para su extracción de toda Europa. Los investigadores, no obstante, no descartan que existan más minas similares aún por descubrir. Todo ello, ha sido suficiente para que en San Amaro, tanto vecinos como autoridades municipales, empiecen a trabajar para descubrir qué posibilidades puede tener la vieja mina de San Trocado de Ribela.

Más en O Carballiño