O Ribeiro

Un año de prisión por robar un maletín en la casa rectoral de Carballeda de Avia

O Ribeiro

Tribunales

Un año de prisión por robar un maletín en la casa rectoral de Carballeda de Avia

Los objetos sustraídos, un portátil y un proyector, fueron recuperados

El robo de un maletín que contenía un ordenador portátil y un proyector del interior de la casa rectoral de Carballeda de Avia le supondrá un año de prisión a Miguel Ángel D.A. 

El Juzgado Penal 2 considera probado que el inculpado, en compañía de otras personas, accedió a la rectoral el 28 de mayo de 2017 tras escalar uno de los muros que rodean la casa y violentar una de las ventanas. Los ladrones fueron sorprendidos por el párroco por lo que rápidamente emprendieron la huida. Los objetos sustraídos fueron recuperados horas más tarde tras ser hallados en una casa abandonada próxima al lugar.

El acusado reconoció en el juicio  que él y otras personas accedieron a la casa parroquial tras haber escalado el muro y fracturado una ventana. Pero el juez no tiene en cuenta la petición de la fiscal de condenar al inculpado por un robo con fuerza en las cosas agravado por perpetrarse en casa habitada. La rectoral no tenía inquilinos en mayo de 2017 pues el párroco declaró que pasaba allí el día pero no pernoctaba ni comía en esa lugar sino en su domicilio de Castrelo de Miño. En aquella época se encontraba enfermo y podía quedarse a dormir una vez cada seis meses, según manifestó en la vista oral.

La sentencia que acaba de ser notificada no fija responsabildiad civil ya que, tal como razona el magistrado ponente, fueron recuperados los objetos sustraídos y el párroco renunció a percibir indemnización en su declaración ante el juzgado de instrucción por los daños causados en la casa.

En este mismo proceso penal también estaba acusado Isaías M.B. pero no compareció a la vista oral en el Penal 2 celebrada a finales de noviembe y no fue posible su enjuiciamiento al rebasar la pena para él solicitada  (dos años de prisión). Está en rebeldía por lo que será juzgado cuando sea localizado por las fuerzas de seguridad.