O Ribeiro

Investigado un sacerdote de O Ribeiro por abusos sexuales

O Ribeiro

INVESTIGACIÓN

Investigado un sacerdote de O Ribeiro por abusos sexuales

El Obispado de Ourense aparta por segunda vez de sus labores pastorales al párroco, objeto de un procedimiento abierto en 2017 por el Juzgado de Ribadavia. El cura había vuelto a ejercer tras un procedimiento canónico sin "indicios sólidos en su contra" 

El Obispado de Ourense ha apartado, por segunda vez, al párroco investigado por un juzgado de Ribadavia por un supuesto delito de abusos sexuales. Así lo ha explicado en un comunicado en el que detalla que las actuaciones judiciales se iniciaron en 2017. En aquel momento, según recuerda, "se procedió a apartar cautelarmente del ejercicio público del ministerio pastoral a este sacerdote y se inició el proceso de investigación canónica". El hombre desarrollaba su labor en Avión y fue el pasado domingo cuando comunicó a los feligreses su retirada.

Desde la diócesis explican que "una vez concluido dicho proceso sin que apareciesen indicios sólidos en su contra, teniendo en cuenta además el apoyo y la solicitud de los fieles por el sacerdote, se reintegró de nuevo a su labor pastoral, con ciertas restricciones, y continuando la colaboración con la acción de la justicia respecto al procedimiento judicial".

El obispo, "puesto en contacto con el sacerdote, de acuerdo con los actuales protocolos vigentes de la Santa Sede y de la Conferencia Episcopal Española", acordó de nuevo apartarlo de forma cautelar del ejercicio público del ministerio sacerdotal, informa ahora la Diócesis. El objetivo, advierte, es "evitar el escándalo, defender la libertad de los testigos y garantizar el curso de la justicia, mientras el procedimiento judicial no concluya".

Desde la institución eclesiástica reiteran su colaboración con la Justicia, pero subrayan que "esta investigación no debe poner en peligro la buena fama de este sacerdote". En cualquier caso, también, "con profundo dolor", añade que lamenta "el posible daño causado a la víctima y a su familia".

"Por parte del obispo y de todas las personas que trabajan en los distintos ámbitos de la pastoral diocesana, manifestamos nuestra firme condena y repulsa de cualquier tipo de comportamiento que atente contra la integridad física y moral de los menores y de las personas vulnerables, promoviendo la tolerancia cero con este tipo de actuaciones e impulsando las medidas necesarias de prevención y actuación", concluye el comunicado.

Otro caso pendiente de resolución en Allariz

La semana pasada la Diócesis de Ourense anunció que apartaba de sus labores a un párroco de Allariz que está siendo investigado por un presunto delito de abusos sexuales a una chica cuando era menor de edad. La jueza impuso al sacerdote una orden de alejamiento de 200 metros de la víctima, que ahora tiene 28 años, después de que le tomase declaración como imputado en un delito contra la libertad sexual.