O Ribeiro

Arnoia acomete obras para consolidar la torre del reloj

O Ribeiro

O Ribeiro

Arnoia acomete obras para consolidar la torre del reloj

Construida en el año 1931, con 15 metros de altura, necesita reparaciones para frenar su deterioro

La torre del reloj de San Roque, en la localidad de Oliveira, del municipio de Arnoia, será sometida a una profunda reforma para su consolidación y para evitar su deterioro. El alcalde, Rodrigo Aparicio, mantuvo en estos días una reunión con el conselleiro de Cultura e Turismo, Román Rodríguez, con el fin de darle a conocer la situación de la torre y los daños que presenta debido al paso del tiempo.

La torre del reloj de San Roque, en Oliveira.

Con tal motivo, el regidor municipal presentó un anteproyecto, que ya cuenta con el visto bueno de Patrimonio, y que supone una inversión de 40.000 euros. Al respecto, Rodrigo Aparicio confima que ha recibido una respuesta satisfactoria por parte del titular autonómico de Cultura, en el sentido de que se acometerán los trabajos de rehabilitación en el próximo año y que serán financiados en su totalidad por su departamento.

La torre tiene una altura de 15 metros y está asentada en una base cuya superficie es de nueve metros cuadrados. Fue construida en piedra y acabada con una estructura metálica en la que se sujeta una campana. Además, para que el sonido de las horas abarque una importante extensión, han sido colocados altavoces.

El deterioro se percibe en las escaleras de piedra interiores, en las que tras su rehabilitación se colocará un pasamanos, para facilitar la subida a las personas interesadas en admirar el paisaje de este entorno de O Ribeiro. También será necesario realizar la reparación de la maquinaria del reloj, de la campana y de las cuatro esferas, alguna de las cuales ya está rota. Asimismo, el anteproyecto indica la existencia de deficiencias estructurales, fundamentalmente en la cubierta. Rodrigo Aparicio afirma que esta torre ubicada entre viñedos en la zona de San Roque es todo un emblema para Arnoia y por eso considera necesaria esta intervención para su conservación.

Su construcción se remonta al año 1931, aunque su terminación sufrió retrasos hasta que se inauguró en torno a 1948. Posteriormente, se realizó alguna intervención con hormigón, que será suprimido cuando se ejecute el proyecto. Los emigrantes de Arnoia en Montevideo (Uruguay) financiaron esta torre, que según narran los habitantes del lugar, se hizo para evitar los enfrentamientos entre vecinos por causa del horario en la utilización del agua de regadío en sus fincas. "Fíxose a torre para que todos se guiasen pola hora que marcaba e así evitar as liortas entre eles", apunta el alcalde.

Aunque se han realizado algunos trabajos de mantenimiento, este será el primer proyecto de consolidación.

Más en O Ribeiro