O Ribeiro

Castrelo solicita ayuda para erradicar el arsénico del agua

O Ribeiro

O Ribeiro

Castrelo solicita ayuda para erradicar el arsénico del agua

Los vecinos pueden acercarse al salón de plenos a recoger las garrafas de agua.
photo_cameraLos vecinos pueden acercarse al salón de plenos a recoger las garrafas de agua.
La Diputación provincial financiará con 50.000 euros la instalación de filtros en la captación

 El arsénico detectado en las analíticas realizadas por la Consellería de Sanidade el pasado 7 de octubre en una parroquia y parte de otra, en el municipio de Castrelo de Miño, se mantiene con el paso de los días. Los nuevos análisis encargados por el concello desde la fecha por si se tratase de una contaminación esporádica, indican que no hay variación alguna y que el agua de la traída procedente de la captación de Coto Novelle no es apta para el consumo humano. La empresa que gestiona el servicio, Aquaourense, procede con tal motivo a redactar una memoria sobre las obras que será necesario ejecutar para acabar con el problema, con el fin de presentarlo en la Diputación provincial de Ourense, que ya se ha comprometido a financiar el proyecto, según confirmó el alcalde de Castrelo de Miño, Esteban Suárez. 

La solución pasa por instalar unos filtros adaptados a esta captación de tal manera que el agua pase primero por ellos, antes de ir al depósito de suministro de la red. Aunque la memoria económica está todavía en proceso de redacción, el regidor municipal calcula que la inversión rondará los 50.000 euros.

La aparición de arsénico también en las fuentes obliga al concello a repartir garrafas de agua

La zona afectada en la que el arsénico sobrepasa los niveles recomendables abarca toda la parroquia de Santa María hasta sobrepasar el Parque Náutico y también alcanza a la localidad de Paradela, que aunque pertenece a la parroquia de Barral se surte de la misma captación de Coto Novelle.

Además, las analíticas realizadas en las fuetes públicas revelaron que todas están también contaminadas excepto una, por cuyo motivo, el Concello de Castrelo de Miño ya entrega garrafas de agua a los vecinos, que pueden pasar a recogerlas en el salón de plenos, ya sea accediendo por la puerta que conecta directamente con la calle o por la entrada principal del consistorio.

Asimismo, declaraba el alcalde que "tamén se é necesario levamos as garrafas onde faga falta", puntualizando que "algúns veciños veñen a buscalas, outros utilizan a fonte que está dentro dos parámetros e outros compran eles mesmos a auga".

El agua no se puede beber ni tampoco cocinar con ella, así que el concello dispuso de garrafas de cinco litros en paquetes de tres para que pueda durar varios días a quienes la recojan.