O Ribeiro

Catorce “colleiteiros" sacaron al mercado su primera cosecha en los últimos tres años

O Ribeiro

VITICULTURA

Catorce “colleiteiros" sacaron al mercado su primera cosecha en los últimos tres años

Esta cifra casi iguala a la de la cosecha 2015

De los 40 productores que forman parte de la Asociación de Colleiteiros Embotelladores do Ribeiro, 14 (el 35%) han sacado ya al mercado su primera cosecha en los últimos tres años, al mismo tiempo que un nuevo asociado, Souto Chouzo, S.L, lo hará en el 2018. 

La cosecha 2016, que saldrá este año al mercado, trae consigo 5 nuevos Colleiteiros: Celme, Lagar do Chicho, Catro Ferrados, Cume do Avia y Alecrin, este ultimo por relevo generacional de padre a hijo.  

Esta cifra casi iguala a la de la cosecha 2015, saliendo al mercado durante el pasado año Viña Uzal, Quinta do Rebolo, Son de Arrieiro y Pazos de Albor, este ultimo tambien por relevo generacional de padre a hija.

Este crecimiento exponencial de bodegas de "colleiteiro" se debe principalmente a dos motivos, según se recoge en un estudio realizado por la asociación: "el bajo precio de la uva, ya que muchos eran anteriormente viticultores, y la figura del "colleiteiro" como valor en alza en el mercado". "La Asociación de Colleiteiros se ha convertido desde su renacimiento, en un pilar básico para sus asociados, apoyando a 10 nuevas bodegas en los dos últimos años. Gracias a los convenios que firmo la asociación con Seur, Coreti y Smurfit Kappa hemos reducido costes, así como también contratamos servicios de manera agrupada para conseguir mejores tarifas, como desfangado, embotellado, entre otros", apunta el presidente, Brais Iglesias.

En ese sentido, añade que también "colaboramos y nos prestamos maquinaria unos a otros, y por ultimo, pero no menos importante, nos juntamos para hacer promoción en los diferentes países, y para la promoción internacional hemos contado con el apoyo de los fondos Feder y el Igape". Así, de los 40 asociados, la mitad ya esta exportando a 27 países diferentes.

Brais Iglesias valora aún más este crecimiento, teniendo en cuenta "lo difícil que es emprender en el rural, con el nuevo reglamento una finca no es productiva hasta el quinto año desde su plantación", además de las dificultades para adquirir terreno en O Ribeiro. 

Más en O Ribeiro