La Región

O RIBEIRO

Los colleiteiros apuestan por asociarse para exportar más

Los pequeños bodegueros trasladarán el proyecto a la CEO y Diputación para que apoyen la iniciativa

Brais Iglesias con el importador de Florida Jeffey Luidvinovski.
Brais Iglesias con el importador de Florida Jeffey Luidvinovski.
Los colleiteiros apuestan por asociarse para exportar más

La Asociación de Colleiteiros Embotelladores de O Ribeiro promueve un proyecto de asociacionismo entre pequeñas bodegas de las distintas denominaciones de origen de Ourense, con el fin de abaratar costes a la hora de aprovisionarse y, lo que es más importante, facilitar la apertura de mercados y venta en el exterior, para lo que podrían contratar conjuntamente un gerente de exportación. El presidente de la entidad, Brais Iglesias, apuntó que la propuesta será trasladada a la CEO y a la Diputación provincial para que ayuden a impulsar este plan, dentro de los programas de internacionalización que ya están desarrollando.

"En estos tres años de experiencia, lo que ha quedado más que demostrado es que la colaboración  es clave para el éxito, ya que una bodega pequeña no tiene capacidad para alcanzar ciertos mercados por el alto coste que supone ir a una feria (un stand de media cuesta entre 5.000 y 6.000 euros), incluyendo el viaje (hotel, avión, comidas o traslados, entre otros gastos). Por ello, nuestra asociación está planeando desarrollar un proyecto para ampliar esta colaboración al resto de denominaciones", apunta Brais Iglesias.

La entidad parte de la base de que si los socios pertenecen a denominaciones distintas la competencia entre ellos es menor, por tratarse de vinos diferentes y en que "cada vez más, el mercado demanda varios tipos de vino, el cliente quiere la variedad varietal y de zonas que Ourense proporciona. Esto no es algo nuevo, cada vez más bodegas grandes y medianas producen en otras Denominaciones de Origen Gallegas".

La bodega Valdavia, de Alberto Cuñas, es una de las pocas que forma parte de una asociación integrada por cinco productores de diferentes denominaciones. "Eso nos permite compartir director comercial e incluso hasta los coches y acceder a mercados a los que no puedes llegar solo, y los vinos no compiten sino que son complementarios, porque pertenecen a distintas denominaciones", apunta Cuñas, asegurando que mediante esta vía ya venden en varios países de Europa y ya están entrando en América y Australia. "Pienso que las bodegas pequeñas tenemos que colaborar tanto para aprovisionarnos como en lo comercial, en donde es más delicado por la gran competencia que hay", concluye.


Los vinos ya tienen presencia en Miami


La Asociacion de Colleiteiros Embotelladores de O Ribeiro ha realizado en estos últimos días  una misión comercial en Miami, cerrando el acuerdo con un importador de vinos con el que los "colleiteiros" ya habían establecido el primer contacto el año pasado en Chicago. "La elección de Miami ha sido para aprovechar la oportunidad de negocio surgida el año pasado en la misión comercial de Chicago con un importador de vinos de Florida", matiza Brais Iglesias. El mismo importador también estuvo en Ourense en la misión inversa que realizó la CEO, "y un año después volvemos para cerrar el acuerdo y presentar el vino en los restaurantes y bares de Miami", puntualizó Iglesias. El presidente asegura que el mercado de Estados Unidos es muy difícil y que la presencia en Florida ayudará a introducir los vinos. "Esto demuestra la necesidad de trabajar coordinados entre diferentes entidades ya que cada vez hay más competencia internacional en el sector del vino, y encontrar buenos importadores o distribuidores se antoja más complejo". En ese sentido, apunta que los "colleiteiros" llevan desde el año 2016 realizando misiones internacionales gracias a los fondos FEDER que reciben a través del IGAPE como ha sido en caso de la misión de Miami.