O Ribeiro

Las heladas de abril afectaron al 55% de los viñedos de la comarca

O Ribeiro

O RIBEIRO

Las heladas de abril afectaron al 55% de los viñedos de la comarca

Imagen de una cepa afectada por las heladas caídas a finales de abril.
photo_camera Imagen de una cepa afectada por las heladas caídas a finales de abril.

Después de los 88 kilómetros iniciales en la noche ourensana, las Bodas de Oro de la prueba siguen adelante, afrontando los últimos tramos cronometrados

Un informe técnico elaborado por el Consello Regulador da Denominación de Orixe Ribeiro apunta a un 55% de superficie de las viñas afectada por la heladas de los días 26 y 27 del pasado mes de abril. Este porcentaje se traduce en una importante reducción de la producción en 7.849.946 kilos de uva. Así se lo ha transmitido el Consello Regulador a la Consellería de Medio Rural con el fin de que se declare esta Denominación de Origen como zona catastrófica y así poder acceder a las ayudas económicas que compensen las pérdidas.

Este informe técnico fue remitido a la administración autonómica junto con otro redactado por el sindicato Unións Agrarias, y después de llegar a un acuerdo para presentarlos conjuntamente, a la vista de que las diferencias en las conclusiones son mínimas, según apuntaba la gerente del Consejo Regulador, Cristina Alcalá.

Por el momento, señaló la gerente que se está a la espera de recibir una respuesta por parte de Medio Rural.

Para realizar el cálculo de las pérdidas, los técnicos del Consejo Regulador tomaron como referencia la cosecha del 2015, por ser una vendimia en la que la cantidad de uva recogida se aproxima a la media de esta Denominación.

COMPARATIVA

En 2015 se recogieron un total de 14.346.938 kilos de uva y las previsiones para la nueva cosecha de este año 2017 que indica este departamento técnico son de 6.496.982 kilos de uva, lo que supone un 55% menos de producción en relación con la media.

Los concellos más afectados son Leiro y Beade, ambos situados en el valle del río Avia. Las pérdidas son del 85% en ambos casos. Leiro pasará de recolectar 1,4 millones de kilos a 221.862 y Beade de 1,1 millones a 173.160 kilos.

A estos dos municipios le siguen Ribadavia con un 67% de pérdidas, que pasa de 2,5 millones de kilos de uva a una previsión de tan solo 852.112 kilos; y Toén con un 60% de viñedo afectado por la helada, que recogió 1,6 millones en 2015 y ahora se calculan unos 670.566 kilos. En cuanto a Castrelo de Miño, en 2015 recogió 3,7 millones y las previsiones señalan ahora algo más de 2 millones, con un 45% de reducción.