La Región

RIBEIRO, IMÁGENES CON HISTORIA

El legado Meruéndano en el Museo Etnolóxico ribadaviense

Mañana viernes, 17 de febrero, se celebrará en el Museo Etnolóxico a las 20,30 horas, la presentación del Legado Meruéndano

Manuel meruéndano Formoso, en el ábside de la capilla del Portal.
Manuel meruéndano Formoso, en el ábside de la capilla del Portal.
El legado Meruéndano en el Museo Etnolóxico ribadaviense

Mañana viernes se celebrará en el Museo Etnolóxico a las 20,30 horas, la presentación del Legado Meruéndano. Dicho catálogo contiene los fondos de un interesante archivo, creado y conservado con esmero por la familia propietaria a lo largo de varias generaciones. La documentación, inventariada y clasificada por el personal del museo, arranca desde mediados del siglo XVII hasta los setenta del pasado siglo, y junto a foros y contratos, plagados de topónimos hoy casi olvidados en el Ribeiro, está una valiosísima hemeroteca  con ejemplares únicos de la prensa decimonónica. 

Las cabeceras de El Vendaval, El Avia, El Obrero y El Intransigente  ilustran parcelas de la sociedad del momento ,tanto en la Vila como en la comarca, ya que El Vendaval (1884) decano de nuestros semanarios, y El Avia (1887) contaban con sus corresponsales en Arnoia y Leiro, respectivamente. En el siglo XX El Ribadaviense (1900) primero y posteriormente Noticiero del Avia (1910) dan cumplida noticia de las transformaciones que, operadas a lo largo de aquellas décadas, configurarían en buena medida la Ribadavia de hoy: la ampliación del cementerio, la desaparición de las antiguas parroquias, la instalación de la luz eléctrica, la inauguración de la cárcel de distrito, la apertura de nuevas calles y la  instalación del  matadero, figuran minuciosamente detalladas en sus páginas.

Junto a los periódicos existe otro tipo de publicaciones que, por la fragilidad del soporte, resulta difícil de conservar. Entre ellas están los  programas  de las fiestas del Portal (1888) e invitaciones diversas para el  lunch que se celebrará con motivo de la llegada del tren (1881), entrega de premios en el teatro (1884) para asistir al baile en el casino(189?) o la efectuada por Castro y los Hermanos Álvarez para tomar el caldo con el conde de Bugallal en Cortegada (1916).Numerosos panfletos y curiosos himnos, como el dedicado a doña Isabel de Borbón, con motivo de la solemne proclamación como reina de las Españas (1843) junto a una completa colección de programas de cine (1920-1961) que nos recuerda las sesiones diarias que mantenían las tres salas.  Reflejo todo ello del interés que los sucesivos propietarios expresaron por su tiempo, junto a la intuición de la que hicieron gala al conservar estos papeles como fuente de información para investigadores. No en vano, Leopoldo Meruéndano Arias enriqueció el archivo familiar al añadirle la documentación generada en las diversas facetas de su biografía, cómo letrado, alcalde de Ribadavia (1898-1905) e historiador, conservándose los manuscritos de sus obras dedicadas a la historia local.

Manuel Meruéndano Fermoso, en la imagen, siguiendo en la línea de sus antecesores ejerció la abogacía y presidió la alcaldía (1923-1926).Su despacho fue el referente de la política del momento y allí departieron las autoridades locales con Meirás, Calvo Sotelo y José Antonio Primo de Rivera. Al margen de la política, desarrolló una activa labor intelectual escribiendo en la prensa gallega. En 1949 inició su colaboración con Radio Juventud de Ribadavia y con el título de Efemérides Locales fue narrando hechos que configuran nuestra Historia Contemporánea. Mantuvo el archivo familiar que también  incrementó, y su despacho fue el lugar donde tuvieron generosa acogida cuantos quisieron consultarlo.

Este valioso legado que mañana se presenta en Ribadavia, junto a los fondos documentales y bibliográficos, contiene también una serie de textos teatrales representados en la fiesta de la Historia de antaño. Actualmente está custodiado en nuestro Museo donde se encuentra al servicio de la sociedad, pues gracias a la generosa donación de la familia propietaria, revierte en toda la comunidad convertida ahora en usufructuaria de tan importante archivo.