O Ribeiro

"El reciclaje en época de crisis está aportando mucho dinero de empresas"

O Ribeiro

ENTREVISTA CON EL ALCALDE DE CARBALLEDA DE AVIA

"El reciclaje en época de crisis está aportando mucho dinero de empresas"

Luis Milia Méndez, en un parque de Carballeda.
photo_cameraLuis Milia Méndez, en un parque de Carballeda.

El alcalde de Carballeda de Avia, tiene en el punto de mira proyectos forestales y agropecuarios para generar empleo y fijar población.

Luis Milia Méndez afronta de nuevo esta etapa de gobierno en Carballeda de Avia, después de 13 años, con una holgada mayoría absoluta, y contando con el apoyo de un equipo de gente joven, que tiene en el punto de mira proyectos forestales y agropecuarios para generar empleo y fijar población.

¿Le ha deparado alguna sorpresa la actual etapa de gobierno?
Ha sido un cambio radical, renovando el equipo con gente joven, con una media de 25 años, y con el mismo número de mujeres que hombres. Es una satisfacción comprobar que los jóvenes se han dado cuenta que desde el Concello pueden mejorar el nivel de vida de los vecinos. Gente con una gran capacidad de trabajo que enriquece y favorece la gestión. La persona que se rodea de gente válida, siempre gana.

Con 13 años de mayoría absoluta, ¿qué cree que valoran los vecinos?
La dedicación al Concello, estar centrado en resolver los problemas y en contacto permanente con ellos para ver sus carencias. Hicimos un gran esfuerzo todos estos años para no subir los impuestos porque es un concello con el 60% de gente mayor que cobra una pensión de 600 euros, y por eso tratamos de dar servicios de más calidad y sin subir las cargas. Así lo que cobramos, tanto por el IBI como por las tasas, está por debajo de la media de Galicia y ellos valoran esa gestión, al mismo tiempo que continuamos realizando obras para la dotación de servicios e infraestructuras. 

¿A cuáles se refiere?
Tenemos un centro de día que es gratuito, la asistencia a domicilio con un precio simbólico y un plan para los mayores para el desarrollo de talleres de memoria, gimnasia, traslado a la piscina, balnearios, todo gratis. También para los niños, con ludotecas durante tres meses, además de excursiones, campamentos y actividades extraescolares, traslado a la piscina de A Cañiza una vez por semana, apoyo escolar y desayunos ecológicos, entre otras iniciativas.

Durante la anterior etapa ofreció su sueldo de alcalde para paliar el copago hospitalario. ¿A qué lo destina ahora?
Ahora no tengo sueldo y sólo cobro por asistencia a plenos y comisiones, igual que los otros concejales. Pero sigue siendo igual, nadie se queda sin medicamentos por falta de pago.  Además, aportamos alimentos a la gente que no llega a final de mes.

¿Alguna vez se ha sentido impotente ante algún proyecto?
Sí, ante un proyecto que era fundamental para Carballeda y para toda la comarca: el parque medioambiental (empresas dedicadas al reciclaje). Gente que estuvo en contra por motivos políticos, reconoce ahora que sería un balón de oxígeno. Ahí está el parque López Soriano de Zaragoza, nada contaminante, lo que demuestra que el reciclaje en época de crisis está aportando mucho dinero de grandes empresas. Aquí por cuestiones políticas no fue adelante. Es una gran decepción.

Carballeda cuenta con una importante superficie calificada para desarrollo industrial. Tras el fracaso del parque medioambiental, ¿hay algún otro plan para la zona?
Desde el 2003 tenemos un PXOM que contempla un millón de metros cuadrados. Para desarrollarlo, una de las piezas claves es la buena comunicación. Con Rodríguez Zapatero se redactó un proyecto que costó más de un millón de euros para una conexión con la A-52, para el que ya había una partida aprobada y que fue eliminada por el gobierno de Rajoy. Ahora estamos con la reforma de la carretera principal de Carballeda, que está a 3 kilómetros  de la A-52. La primera fase de acondicionamiento ya está ejecutada y la segunda será en el próximo año. Este es el plan B, después de fallar el primero.

¿Qué le pide a estos cuatro años?
Somos un ayuntamiento modélico desde el punto de vista medioambiental. Tenemos una depuradora biológica; las carreteras están todas mejoradas y alumbrados de ahorro, energético con los que pasamos de un gasto anual de 200.000 euros a 60.000. Contamos con un nuevo consistorio, un centro de día, un nuevo centro de salud y un colegio en donde mantenemos el mismo número de alumnos en los últimos años, con siete nacimientos por año (después del de Ribadavia es el que más escolares tiene).

Una de nuestras preocupaciones sigue siendo la despoblación y por eso se hicieron las viviendas sociales, que están ocupadas por 98 personas, de las que 45 tienen una media de edad de 40 años. Esta es ahora la legislatura de preocuparnos de los jóvenes, después de la oferta de servicios para mayores y niños. En esa línea tenemos varios proyectos como poner en valor la masa forestal con el aprovechamiento de la resina, setas, la realización de pastizales y la recuperación de los caballos salvajes, además de impulsar proyectos agropecuarios como explotación de cabras y transformación de la leche en quesos y la cría del porco celta. Todo eso aprovechando planes europeos, formando a los promotores y ayudándoles a montar las explotaciones.


Las cooperativas de mujeres eran también un objetivo amrcados. 
Se han puesto en marcha varios proyectos, entre ellos un servicio de asistencia a domicilio; también fuimos capaces de montar la residencia geriátrica y una cooperativa de "xantar na casa". Estamos hablando de 45 mujeres entre la iniciativa privada y la pública.

¿Y a nivel turístico?
Recuperamos la ruta más importante de la provincia, con una inversión de 1,2 millones, que supuso también la recuperación de patrimonio. Además, 1.000 hectáreas de Pena Corneira fueron declaradas zona protegida. Un atractivo importante para atraer turismo a Carballeda.

Comentarios