OBSERVATORIO ASTRONÓMICO

Un plan para colocar a Melón como capital de la astronomía

Expertos gallegos promueven la construcción de un observatorio en la sierra de Faro de Avión 

Las Illas Cíes, vistas desde el emplazamiento que ocuparía el observatorio, entre Melón y Covelo.
Las Illas Cíes, vistas desde el emplazamiento que ocuparía el observatorio, entre Melón y Covelo.
Un plan para colocar a Melón como capital de la astronomía

Al sur de la dorsal gallega discurre la sierra de Faro de Avión, que comparten las provincias de Ourense y Pontevedra. Su punto más alto se encuentra a 1.200 metros de altura, entre los concellos de Melón y Covelo. Es en ese punto donde la Federación Gallega de Astronomía y Radioastronomía (Fegar) quiere ubicar un gran observatorio astronómico. Un plan que lleva encima de la mesa varios años, y que en estos momentos se encuentra a la espera de una reunión con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, para su activación definitiva.

El proyecto, con un presupuesto de 6 millones de euros, ocuparía una superficie de 5.000 metros cuadrados, "en una zona libre de contaminación lumínica y con la altura perfecta para esta actividad", según explican desde la Fegar. La iniciativa cuenta con "escritos de apoyo y certificado institucional de medio centenar de concellos de todos los colores politicos de Galicia y norte de Portugal y el apoyo de los 4 principales sindicatos gallegos".

Los terrenos correspondientes a la provincia de Pontevedra (2.500 metros cuadrados), ya fueron cedidos por José Fernández Muradás, presidente de la Comunidad de Montes de Prado en Covelo. Fue en junio de 2010. "Buscaban que el proyecto se mantuviese firme en el sur de Galicia y no se marchase para la Sierra de la Peneda en el norte de Portugal", recuerdan desde la directiva de la federación astronómica.

Queda pendiente la firma de la cesión de los terrenos de la mancomunidad de montes del Faro de Melón, con 2.500 metros cuadrados. El acto formal de cesión prevén se producirá "en la primera quincena de este mes de abril, para facilitar el desarrollo de este proyecto".

Esta infraestructura de investigación y divulgación de interés internacional "posicionaría a Galicia como lugar de referencia en el contexto de la astronomía y la astrofísica mundial", según la previsión de los expertos. Contaría con un telescopio "con tecnología punta que le convierte en el número uno del planeta", tal y como afirman sus promotores, conscientes "del interés creciente de la ciudadanía por todo lo relativo a la observación del universo".

"No permitiríamos que Galicia se quedase sin este gran proyecto" avisa Jesús Pérez Bastos, presidente de la Fegar. "Agradecemos el apoyo del presidente de la Diputación de Ourense, José Manuel Baltar". Le dieron a conocer los avances de esta "inversión con futuro" el pasado año.

En la Xunta conocen el proyecto, y se han mantenido reuniones. Confían en que abril, una vez tengan fecha para reunirse con Núñez Feijóo, "se pueda concretar ya el tema de la financiación y podamos poner en marcha un proyecto que atraerá para Galicia tantos visitantes como la catedral de Santiago". Los astrónomos aseguran que este "será el observatorio abierto al público más grande de Europa y se convertirá en un novedoso destino turístico de Galicia así como un importante centro de apoyo para las universidades".

"También generará empleo de calidad y ayudará a fijar población en el medio rural". Además, avanzan sus promotores, "traerá beneficios en investigación y desarrollo, cultura y educación ". Recuerda Pérez Bastos que tendría carácter transfronterizo, a través del Programa Operativo de Cooperación.

Otro de los pilares del observatorio es su uso de carácter educativo, con convenios con centros formativos y de investigación y "la utilización del público en general con carácter de pago como se hace con el observatorio del Roque de los Muchachos en Canarias". Se integraría además en la Red Internacional Minor Planet Cencer.

Apoyos

La Fegar ha recibido ya el apoyo de carácter formal de la Agencia Espacial Europea, la Unión Internacional de Astronomía, el instituto de astrofísica de Canarias y el de Andalucía, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la FEGAMP y las universidades gallegas y del norte de Portugal. También de la Fundación Pedro Barrié de la Maza y el apoyo de varias consellerías, además de las Diputaciones de Ourense y Pontevedra y colectivos de diversa índole.