O Ribeiro

Ridimoas repone los avisos para impedir la caza

O Ribeiro

Ridimoas repone los avisos para impedir la caza

La asociación denunció la desaparición de ocho letreros durante el pasado mes de mayo 

La Asociación Cultural Ecologista Ridimoas ha tenido que reponer en su bosque los carteles de prohibido cazar. Habían sido sustraídos ocho letreros durante el pasado mes de mayo por cuyo motivo la entidad presentó denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Leiro, dado que no era la primera vez que sucedía. El presidente de la entidad, Pablo Rodríguez, considera probable que el autor pueda ser algún cazador, teniendo en cuenta que la superficie que incorporó el bosque este último año se encuentra incluida en el tecor de Leiro, "porque non figura no catastro pero non contan coa autorización do propietario que é a Asociación Ridimoas".

Por ese motivo, colocan los letreros, "para advertir que están invadindo unha propiedade privada e que non teñen autorización para cazar". Los carteles son colocados precisamente en la nueva superficie adquirida este año en la zona denominada Barbaña que ha añadido al bosque de Ridimoas más de 14.000 metros cuadrados en el término municipal de Leiro. Los responsables de la entidad aseguran que además de proteger el bosque también temen por la seguridad de los visitantes y de los voluntarios y trabajadores contratados que realizan diversas labores como en estos momentos la erradicación de las mimosas.

El bosque incorporó este año más de 14.000 metros cuadrados de superficie en la que invirtió en torno a 30.000 euros

La asociación adquiere todos los años nuevas parcelas para ampliar el bosque y compró en este 2020  más del doble de superficie que en años anteriores y lo hizo para "frenar o avance dos viñedos, porque están ocupando moito monte", matiza Pablo Rodríguez. Por ese motivo, la inversión también fue mayor alcanzando los 30.000 euros. En esta zona, además de eliminar las acacias también está prevista la plantación de árboles frondosos autóctonos. Ahora que están reponiendo los letreros, que fabrican los miembros de la propia entidad, después de que desaparecieran tanto los oficiales como los informativos, declaran que "seguiremos pendentes e tomaremos medidas se volven a extraer letreiros da nosa propiedade". 

El bosque Ridimoas cuenta con un total de 500 hectáreas entre Beade y Leiro. En la actualidad la asociación tiene 1.159 socios, de los que 31 se han dado de alta este año. 

Más en O Ribeiro