O Ribeiro

Una senda peatonal acercará las aldeas al centro de Arnoia

O Ribeiro

Una senda peatonal acercará las aldeas al centro de Arnoia

Los vecinos podrán caminar con seguridad desde el Valle de San Vicente hasta cerca de Ribadavia

Dos nuevos proyectos de sendas peatonales completarán un trazado de cerca de cinco kilómetros en el municipio de Arnoia, de tal forma que los vecinos podrán realizar a pie la distancia que separa el Valle de San Vicente con el de San Mauro, en donde se encuentran concentrados los servicios, y continuando desde el balneario hasta el cruce de acceso a Ribadavia.

La junta de gobierno de la Diputación provincial acaba de aprobar una subvención de 61.000 euros para completar un tramo de senda ejecutado hace dos años en la OU-0215. Los caminantes ya se trasladan con toda seguridad entre los pueblos de A Ponte y Pumar y ahora se adjudicará la obra hasta Outeiro Rial, enlazando con las aceras del casco urbano de Arnoia.

El alcalde, Rodrigo Aparicio, apuntaba que hace tiempo que los vecinos y autoridades municipales reclaman estas obras debido a la inseguridad vial que supone este recorrido para los peatones, "que teñen que camiñar pola estrada ou pola cuneta e con esta intervención poderán acercarse sin perigo ao centro de saúde, ao banco ou ao concello", señala. En ese sentido, calcula el regidor que beneficiará directamente a aproximadamente 350 habitantes de distintas localidades.

La Diputación financia las obras entre Pumar y Outeiro Rial y la Xunta ejecutará un tramo de senda hasta cerca de Ribadavia

Este proyecto, para el que se inicia en próximas fechas el expediente de contratación con vistas a adjudicar los trabajos, contempla la intervención en aproximadamente 900 metros, que sumados al tramo realizado hace dos años, alcanza 1,8 kilómetros, y la senda tendrá en torno a un metro de ancho.

El segundo proyecto, previsto por la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de la Xunta de Galicia, continuará el trazado peatonal desde el Balneario de Arnoia hasta el cruce de acceso a Ribadavia, quedando pendiente hasta esta localidad tan solo 1,7 kilómetros sin senda ni aceras. La inversión en este último tramo, que completará prácticamente los cinco kilómetros peatonales, asciende a 800.000 euros, ya que el proyecto incluye la senda de metro y medio de ancho,  el ensanche de la calzada y la supresión de algunas curvas, según apuntaba Rodrigo Aparicio.

La Administración autonómica ya trabaja en la redacción del proyecto que esperan los responsables municipales para próximas fechas.

Con estas obras, que se prevé ejecutar este año, los vecinos de Arnoia estarán mejor comunicados con la capitalidad del municipio, entre las distintas localidades y también con Ribadavia.