INCENDIOS - OURENSE

2018 fue el segundo año del siglo con menos superficie arrasada por el fuego

El Ministerio de Agricultura certifica también que Ourense es la tercera provincia española que más incendios registró

2018 fue el segundo año del siglo con menos superficie arrasada por el fuego

La temporada de incendios en 2018 se cerró como al segunda con menos superficie quemada de todo este siglo, tan solo por detrás de la cifra registrada en 2014. En total, según el informe que acaba de hacer público el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se calcinaron a lo largo de la provincia 1.322 hectáreas de superficie forestal en Ourense, lo que sitúa a la provincia como la novena con mayor superficie ardida el pasado año.

La situación vivida en 2018 fue sin duda todo un respiro para los montes ourensanos después de la oleada incendiaria de 2017, cuando con 30.309 hectáreas, Ourense se había convertido en la provincia española más afectada por el fuego.

Pese a que el panorama cambió drásticamente el pasado año, el informe del Gobierno central da buena cuenta de la ardua tarea que supone para los equipos de extinción trabajar en la provincia, debido a la proliferación de pequeños fuegos pero distribuidos por toda la geografía. Y es que Ourense fue la tercera provincia española con más siniestros (incendios y conatos) registrados en todo el país, con 518, solo por detrás de Asturias (638) y Cantabria (568).


La mitad de toda Galicia


De todos estos siniestros, 410 se quedaron en conatos (menos de una hectárea quemada), mientras que 108 tuvieron la categoría de incendio. En cuanto al tipo de superficie forestal arrasada por la voracidad de las llamas, 1.051 hectáreas se corresponden a matorral y monte bajo y 281 hectáreas a monte arbolado.

En todo caso, pese a que las cifras fueron bajas, la mitad de todas las hectáreas quemadas en Galicia (2.618) se situaron en la provincia de Ourense, lo que da buena cuenta de que sigue siendo el interior de la comunidad autónoma la zona más afectada-

Con estos datos confirmados, seconcluye que en el primer trimestre de 2019 ya se han quemado tantas hectáreas como e en todo el año pasado, ya que la Consellería de Medio Rural ha certificado que más de 1.300 hectáreas de superficie forestal fueron arrasadas por las llamas. La gran mayoría, intencionados, el 78%, según los datos que maneja Medio Rural.


Este año, más crítico


Hasta el 31 de marzo se habían contabilizado en Galicia 585 fuegos, frente a los 1.436 de todo el 2018. El 45% de ellos se declararon de noche, lo que da buena cuenta de la elevada intencionalidad. "O exemplo máis paradigmático", según explicó en el Parlamento de Galicia el conselleiro de Medio Rural, el ourensano José González, "foi o de Laza, con ata 10 focos".


Los años más críticos con el fuego: 2011, 2005 y 2017 


Solo en  2014 Ourense (1.097 hectáreas) había vivido un año tan tranquilo como el pasado 2018 en cuanto a incendios forestales. En aquella ocasión, se registraron tan solo 453 siniestros, que quemaron un total de 1.097 hectáreas. No es esa la cifra normal que desgraciadamente tiene que vivir cada verano la provincia y, cada vez más, también durante las otras estaciones. De hecho, este año ya se han calcinado más de 1.300 hectáreas en pleno invierno, una cifra que según dijo el conselleiro de Medio Rural esta semana en el Parlamento, es una "auténtica barbaridade", sobre todo por el alto grado de intencionalidad. 

El año más duro para la provincia en cuanto a los incendios forestales en este siglo fue el 2011, con 33.344 hectáreas calcinadas. en una ola de incendio en pleno mes de octubre que devastó la provincia. Tras ese año crítico, se sitúan 2005 y 2017, ambos con una cifra parecida (30.424 y 30.309 hectáreas arrasadas por las llamas, dos años críticos en los que el fuego se cobró víctimas mortales. En el primer caso, incluso trabajadores de los propios equipos de extinción. En el lado contrario de la balanza, aparte de 2014 y 2018, se sitúa 2008, con apenas 4.500 hectáreas de superficie forestal calcinadas.