Ourense

29 sanciones por las medidas contra el covid en plena noche

Ourense

29 sanciones por las medidas contra el covid en plena noche

Se propusieron sanciones a cinco personas que estaban reunidas en la calle Júpiter, en el barrio de Covadonga

Los controles policiales en la ciudad para garantizar que las medidas de la Xunta para evitar la propagación del covid-19 se cumplen se suceden de día y también de noche, en plena madrugada.

La Policía Local, en colaboración con patrullas de la Policía Nacional, acudieron en la madrugada del miércoles a un bar de la praza de A Lexión, en el barrio de A Carballeira de la ciudad, en donde  ocho personas, incluida la responsable del local hostelero, fueron propuestas para 19 sanciones, casi todas referidas a incumplimientos específicos de las medidas para prevenir contagios de covid-19.

Según fuentes policiales, los allí concentrados no llevaban mascarilla (ocho actas de infracción) y no eran convivientes (siete). Además, hubo otra acta de infracción por no respetar el horario de cierre del bar, una por consumo de bebidas en el interior (ahora solo se puede en terraza) y otros dos por fumar en el local. Pese a que se hallaron evidencias de que en el bar se habían consumido estupefacientes (restos de envoltorios), la Policía Nacional, que reforzó el operativo, no halló droga.

Tras la pista de un conductor

La actuación en plena madrugada, cerca de las tres y media, se inició de forma casual cuando la Policía Local observó a un conductor que circulaba a gran velocidad y se detuvo en la calle Fernández Alonso, en donde accedió a un inmueble contiguo al bar. Los agentes comprobaron que había luz bajo la persiana y escucharon a hablar a gente, de ahí que optaron por intervenir, requiriendo el auxilio de la Policía Nacional en la identificación de los allí reunidos.

Esa misma noche, sobre las cinco de la madrugada, la Policía Nacional tramitó cinco propuestas de sanción a otras tantas personas que estaban en la calle Júpiter, en el barrio de Covadonga, en una actuación que a priori tenía como objeto la prevención del tráfico de drogas. Según fuentes policiales, estaban reunidas y no eran convivientes.

Asimismo, multaron a otras cinco personas que tomaban algo en una especie de garaje, con la persiana bajada, en la calle Ponte Sevilla. Ninguno era familiar y pudo justificar su presencia sin vulnerar las normas de la Xunta para prevenir el covid.