La Región

LA ASOCIACIÓN DE GENEALOGÍA Y NOBILIARIA DE GALICIA SITÚA A LA CALLE HERNÁN CORTES Y AL COMPLEJO DE SANTO ÁNGEL COMO LOS RECINTOS MÁS IMPORTANTES EN CUANTO A ESCUDOS DE ARMAS SE REFIERE

El 50% de la riqueza heráldica de la ciudad está en ruinas o abandonada

Si bien la provincia es la tercera más importante de Galicia en cuanto a número de habitantes, la ciudad ocupa el mismo puesto, sólo por debajo de Santiago y Pontevedra, en cuanto a riqueza heráldica y escudos de armas se refiere. Dicho puesto podría ser mejor para Ourense de no ser que el 50 por ciento del patrimonio heráldico está en ruinas, destruido, abandonado y bajo custodia de las instituciones, según explican desde la Asociación de Genealogía Heráldica y Nobiliaria de Galicia.
El 50% de la riqueza heráldica de la ciudad está en ruinas o abandonada
Gran parte de los escudos nobiliarios de la ciudad están resguardados entre los fondos del Museo Municipal, provenientes principalmente de casas abandonadas o solares rehabilitados del centro de la ciudad.

Respecto a ello, tanto el presidente de la asociación heráldica, Carlos Acuña Rubio, como uno de sus miembros más destacados en cuanto al estudio del tema se refiere, el profesor José Florencio Rodríguez Montero Valladares, coinciden en que la riqueza heráldica de la ciudad va cada día a peor, y no sólo por el olvido de los responsables del patrimonio en Ourense, sino por el desconocimiento de los ourensanos.

A pesar de ello, caminando por las calles de la ciudad aún se pueden apreciar algunos escudos, que demuestran el alto nivel heráldico de la ciudad, tal es el caso de la calle Hernán Cortes, calificada por Rodríguez Valladares como “la calle heráldica por excelencia”, puesto que en su recorrido desde la Praza do Trigo hasta la de San Cosme el visitante puede contemplar hasta nueve escudos pertenecientes a familias de la nobleza como los Suárez de Deza, Quiroga y Taboada. También en la Praza do Ferro se encuentra el distintivo de los Deza, López de Lemos, Pereira y Saavedra, así como el escudo del Palacio de Boan y Landechu, después de la familia Temes, una de las familias nobles más importantes de Ourense.

De hecho, al patrimonio de los Temes Santamarina le pertenece también su casa familiar, hoy residencia de estudiantes, en la calle Santo Domingo esquina con Cardenal de Quiroga, sí como el palacete-asilo del Santo Ángel, en O Couto, donde se encuentran los escudos de la fundadora del recinto Ángela García Santa María Alducín y los de su marido Sáenz Fernández de Temes. De hecho, el edificio noble del Santo Ángel, emblemático inmueble del arquitecto Daniel Vázquez Gulías, camina hacia su reconversión como un nuevo referente cultural en la ciudad, auspiciado por la Concejalía de Cultura, puesto que en palabras de la edil, Isabel Pérez, el capítulo de inversiones del presupuesto municipal para este ejercicio, reserva una partida de 250.000 euros para el proyecto museístico del inmueble, en el cual se podrán incorporar la más importante colección de cerámica de Sargadelos, así como vidrieras y esculturas, que actualmente resguarda la colección Caixanova.