Ourense

La A-52 en Melón, cortada dos meses por obras en un talud

Ourense

OBRAS

La A-52 en Melón, cortada dos meses por obras en un talud

El transfer obliga a compartir la plataforma sentido Ourense
photo_cameraEl transfer obliga a compartir la plataforma sentido Ourense

Los carriles dirección Vigo están cerrados y los vehículos comparten los de dirección Ourense

El riesgo de desprendimiento de una ladera en el kilómetro 262 de la autovía Rías Baixas (Benavente-Porriño), a su paso por Melón, mantiene cortada la plataforma en sentido Vigo desde hace 20 días a lo largo de un kilómetro. Las obras de retranqueo del talud durarán al menos dos meses, según calculan fuentes oficiales consultadas por este diario, tiempo en el que estará operativo el desvío.

A través de un transfer o paso de mediana, los usuarios que se desplazan a Vigo deben incorporarse a la plataforma que conduce a Ourense, quedando un único carril disponible por sentido al compartir la calzada como si se tratara de una carretera convencional.

La afectación en el tráfico rodado este pasado domingo, en plena operación retorno de Semana Santa, fue importante a última hora: colas de hasta tres kilómetros en las que se vieron atrapados centenares de conductores a partir de las nueve de la noche y que prolongaron el viaje una media de 20 minutos. Cuatro patrullas del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense , con ocho agentes, se desplazaron al lugar desde las 19.30 hasta las 00.00 horas para regular el tráfico. La situación se volvió a repetir en la tarde de ayer pero con retenciones menos acusadas.

Una grieta en la ladera, provocada por las abundantes precipitaciones de este pasado invierno, obligó a la Demarcación de Carreteras del Ministerio de Fomento a tomar medidas urgentes para evitar desprendimientos en una vía con un importante volumen de tráfico.

La Intensidad Media Diaria Anual (IMD) de la A-52 en el tramo afectado presenta valores comparables en los dos sentidos de circulación: 14.528 vehículos/día de media en la calzada Porriño-Benavente y 13.939 en la sentido inverso.

Las obras, presupuestadas en cerca de 700.000 euros, según fuentes del Ministerio de Fomento, consistirán en un corte de la ladera para reducir la inclinación.

No obstante, algunos usuarios de la A-52 se quejan de la estrechez de los carriles y la deficiente colocación de los conos, que no siempre están en su sitio.

Comentarios