La Región

ANIMALES - OURENSE

A la busca del zarapito

La ONG SEO Birdlife pide la colaboración de los ourensanos para recuperar el cadáver de un zarapito trinador islandés, un ave que portaba un transmisor con valiosa información científica y que apareció muerto en la ciudad.

Las patas del zarapito desaparecido.
Las patas del zarapito desaparecido.
A la busca del zarapito

La vecina de la ciudad Pilar Méndez se encontró esta semana un ave muerta mientras paseaba y, al percatarse de que portaba una anilla, contactó con la ONG SEO Birdlife. "Nos llamó y nos pasó los datos de la placa para saber dónde y quién la había anillado. Además de eso, pudo identificar la especie, un zarapito", explica la bióloga Arantza Leal. 

Desde la asociación identificaron el remite –cada oficina de anillamiento del mundo utiliza uno propio– como originario de Islandia. Al día siguiente, los investigadores les aportaron información del ave. "Nos explicaron que, además de la anilla, este animal también llevaba un transmisor que funciona por satélite", señala la especialista. Este dispositivo va acumulando información durante el recorrido del animal: desde Islandia, donde cría, hasta África y vuelta al norte. 

"Este tipo de transistores nos permiten ver multitud de puntos para describir rutas, saber dónde se alimentan o dónde Zarapitodescansan, por ejemplo", dice. Por eso, la oficina islandesa, y del mismo modo, SEO Birdlife, piden la colaboración ciudadana para encontrar el ave y recuperar el transistor, ya que se desconoce su paradero. "Pilar nos envió la información, pero claro, dejó el ave muerta donde la encontró, y ha desaparecido", relata la bióloga. "Aunque parezca raro, hay personas que coleccionan cráneos de animales o plumas, y este zarapito tiene un pico muy particular y un plumaje muy bonito, por lo que quizás alguien se la haya llevado a su casa", asegura. 


“En España no es común recuperar este tipo de aves"


"Normalmente, en España no recuperamos ninguna de estas aves, porque solo atraviesan la península de paso en la época migratoria, aquí no se quedan", explica la bióloga Arantza Leal. Los zarapitos, originiarios de Islandia, se marchan a las latitudes del sur, como África o América, durante la época invernal para luego volver al norte a criar. Los investigadores colocan dispositivos para recoger información sobre los viajes migratorios, que ayudan a conocer un poco más sobre los hábitos de estos animales. Desde la organización SEO Birdlife recuerdan a los vecinos ourensanos que si alguien encuentra al especimen, o si alguien se lo ha llevado, puede ponerse en contacto a través del email [email protected] para enviar los transmisores perdidos y colaboran con la investigación islandesa.