Ourense

A los 96, Antonio Piña, con cuerda para rato

Ourense

homenaje de la ceo

A los 96, Antonio Piña, con cuerda para rato

Antonio Piña será homenajeado el próximo viernes por la CEO.
photo_cameraAntonio Piña será homenajeado el próximo viernes por la CEO.
Antonio Piña creó Anpián en 1958, y sigue al pie del cañón. La jubilación llegó hace más de dos décadas, pero no frenó su afán de mejorar Anpián. "Es la cabeza pensante de la empresa", señalan desde el grupo.

La historia de Antonio Piña (A Notaría, Padrenda, 1923) no se entendería sin Anpián, y viceversa. Lo que comenzó con una flota de cuatro autobuses y una ruta  fija entre Ponte Barxas y Ourense, en 1958, se convirtió en una empresa puntera en transporte nacional e internacional. Hoy en día, el grupo cuenta con 68 autocares, y rutas que abarcan desde el norte de Portugal hasta la capital francesa. 

La CEO homenajea el próximo viernes al fundador de Anpián, junto con otros cuatro empresarios ourensanos más, por su trayectoria profesional y su empeño en seguir mejorando. La visión de Piña siempre ha ido por delante, tal como aseguran los que lo conocen. "Sigue muy activo, siempre de un lado a otro", señala su nieta Carmen Vázquez, responsable de Viajes Piña, la empresa de viajes del grupo. "Si no tiene reuniones o visitas a clientes, está todas las mañanas en las instalaciones de Reza para ver cómo están los coches, hasta hace nada se ponía la bata azul", explica Teté Bermúdez, de Anpián. La jubilación llegó, porque tenía que llegar, hace más de dos décadas, pero Antonio Piña ("Señor Piña", como lo conocen sus trabajadores) no dejó de pensar en cómo mejorar el servicio de tranporte de pasajeros de Anpián. "Es la cabeza pensante de la empresa, quiere hacer muchas cosas y es muy realista, tiene una línea muy marcada de a dónde quiere llevar la empresa, siempre la tuvo", asegura Bermúdez.  

"Tomar decisións sigo tomándoas pero hai que aconsellarse coa familia, que é estupenda", apuntaba el propio Piña a La Región en el año 2014. Dos de sus hijos y varios nietos forman parte de la empresa actualmente.


Los inicios, en la posguerra


Anpián nació en un contexto de escasez generalizada, en el que no era raro que faltasen piezas para arreglar motores. "Empezaron de cero, y sin nada, en un momento en el que reparar un coche era un problema, porque no había medios", señala Bermúdez. Pero la empresa no solo sobrevivió, sino que avanzó y creció, poco a poco.

En el año 61, Piña amplió el negio con la compra de la empresa Suárez, que realizaba la línea Ourense-Entrimo. Cinco años después, Anpián marcó un hito en el transporte con la incorporación del primer servicio internacional de Galicia. La línea transportaba viajeros desde Santiago de Compostela hasta París, con frecuencia semanal. En el 68, fundó Cercanía de Ourense S.L., con la idea de realizar una explotación de servicios regulares entre Ourense y sus cercanías. En el 73, Anpián amplió la flota internacional y llegó al norte de Portugal, donde sigue creciendo. 

Actualmente, la empresa cuenta con un total de 68 autocares y más de 140 empleados, además de galardones como Empresa del Año 2008 en el sector de transporte de viajeros por carretera. Su flota incluye, además de autobuses, buses urbanos y microbuses, vehículos de transporte adaptados a personas con movilidad reducida y vehículos de lujo con conductor.


Cambios


"O mellor momento foi cando non había turismos e por iso había que levar á xente. As 16 empresas que compramos sostíñanse porque conducían os donos, había poucos gastos e había moitos viaxeiros. Hoxe as aldeas quedan desertas, non hai casa que non teña dous ou tres turismos e así estamos", decía Antonio Piña a La Región en el año 2014. 

Hoy en día, Anpián tiene su brazo fuerte en la flota internacional, frente a un mercado gallego "difícil", marcado por la despoblación de las zonas rurales. "El transporte ha cambiado mucho y para nosotros fue clave adaptarnos a los nuevos tiempos, a las necesidades del cliente, y en esa línea avanzamos hacia el futuro, aunque sea una época difícil", señala Bermúdez. 


La calidad, lo primordial


Antonio Piña siempre ha apostado por un servicio de transporte de calidad, en el que el cliente está en el centro. "Su idea sigue siendo la del principio, amoldarse a lo que pide el mercado y continuar ofreciendo un servicio de máxima calidad. Tenemos el mejor material –autobuses"–, apuntan desde Anpián.

Más en Ourense