Ourense

Abiertos a abrir: los negocios planean su modelo de trabajo del día después

Ourense

Crisis del coronavirus

Abiertos a abrir: los negocios planean su modelo de trabajo del día después

Dos maniquíes en una tienda del centro de la ciudad. //FOTO: ÓSCAR PINAL
photo_cameraDos maniquíes en una tienda del centro de la ciudad. //FOTO: ÓSCAR PINAL
Los servicios esenciales han funcionado como laboratorio para el resto, que perfila una reapertura segura y eficiente

Desconfinamiento. Una de la palabras que la crisis sanitaria ha dejado para la historia. Un anhelo para muchos, que esperan que se ponga en práctica como agua de mayo precisamente en el quinto mes del año. Especialmente desde los negocios. De todo tipo. Los diferentes sectores miran el calendario con una paciencia que empieza a resquebrajarse. Tanto los que llevan cerrados desde el 14 de marzo, como los "esenciales" que siguen al pie del cañón mermados por la falta de clientela. Y, en el horizonte, la pregunta que todos se hacen es ¿de qué forma habrá que trabajar cuando se recupere una cierta normalidad? Mientras esperan las normas que puede dictar el Gobierno llegado el momento, los propietarios ya preparan nuevos mecanismo para acometer una apertura segura y eficaz. Y ahí, las medidas sanitarias cobran una especial importancia, tomando como ejemplo negocios y países que ya las están aplicando.

Ourense 22/4/20
Protección cajeros supermercado

Fotos Martiño Pinal

La seguridad de los empleados de supermercado, modelo a seguir para muchos negocios. //M.P.

Textil

En el sector textil, hay empresas que ya han comunicado a sus empleados la hoja de ruta a seguir. Una potente cadena de tiendas de ropa con presencia en Ourense ya ha comunicado de forma informal a sus empleados una hoja de ruta bien definida: trabaja para estar lista para una apertura el 10 de mayo, cuando termina la última prórroga (por el momento) del estado de alarma. Los empleados, trabajarían, según este plan, con EPI y en algún caso, puede que además con pantalla de seguridad. La empresa colocará también mamparas en caja, para extremar las precauciones en los pagos. Su idea es comenzar a trabajar a puerta cerrada la semana anterior al fin del estado de alarma para retirar la ropa de invierno y colocar la de verano. Una vez abiertos al público,  campaña de rebajas. 
En otras grandes compañías del sector textil, el plan de actuación todavía se prepara en los despachos, a la espera de ser comunicados a sus trabajadores.

En el sector textil hay empresas con hoja de ruta ya perfilada: reapertura el 10 de mayo, empleados con epis y mampara en caja

Hostelería

Dentro del espectro laboral, hay sectores que, por sus características, son especialmente sensibles al cambio de modelo social. Entre ellos, la restauración y la hostelería están en el grupo de cabeza. "Nos movemos en el terreno de la hipótesis. Las medidas de seguridad en nuestro caso pasarán por la separación de mesas y la utilización de guantes y mascarillas por parte del personal. Tomaremos las medidas necesarias para nuestro bien y para la satisfacción del cliente. Me preocupa la reducción del aforo, medida de la que se habla mucho. Eso reduciría nuestra capacidad de ingresos y podría repercutir en la plantilla. Ese es el mayor problema que se plantea", analiza Julio Rodríguez, gerente de la cafetería Lux.

Una de las preocupaciones de los comerciantes es la disponibilidad de materiales. La escasez del comienzo de la crisis va dejando paso a cierto optimismo. "En estos momentos yo creo que se podrá disponer de material sanitario para los negocios. Pienso que el abastecimiento cada vez es mayor. Lo que está claro es que una vacuna solucionaba todo", anhela Rodríguez.
En la misma trinchera está Alejandro, propietario del Restaurante Plaza, situado en Pereiro de Aguiar. En su mente, la reapertura de un negocio dispuesto a levantar la persiana pero con los temores propios de una situación que amenaza con cebarse con los locales modestos: "Somos un negocio pequeño de hostelería, tanto en cafetería como en restaurante. Nosotros queremos abrir al 100%. Nos tendremos que adaptar y contar con dispensadores de jabón y demás protecciones que manden, pero queremos volver totalmente a la normalidad. En nuestro caso, una reducción de aforo sería muy poco factible, porque somos un negocio pequeño y nos va a doler".

Dentistas

En la rampa de salida también esperan los profesionales de la salud. Otro de esos sectores especialmente sensibles a las nuevas medidas de seguridad, ya que la corta distancia marca su actividad. Lo saben bien en la clínica dental Iglesias & Piñón. Ahora mismo continúan trabajando, pero solo centrados en cuestiones urgentes. Eso sí, ya tienen un plan trazado para cuando los ciudadanos regresen a las calles y a las consultas.

Espaciar más las visitas, desinfección constante y consultas individuales, claves en el trabajo de las clínicas dentales

clinicadental"Los cinco doctores que estamos en la clínica nos hemos reunido para trazar un plan. Por supuesto, tener los trabajadores un EPI (traje, guantes, mascarilla), pero también la organización con respecto a los clientes. Tendremos visitas cada hora, no ya cada media hora. Desaparecerá la sala de espera. El paciente llegará y procederemos a desinfectar, ponerle un gorro, unos patucos, usará un gel hidroalcólico... Entre un paciente y otro desinfectaremos la zona también", destaca Patricia Iglesias, una de las socias.

Pero la vía para garantizar la seguridad y el correcto desarrollo del trabajo tiene doble sentido. También los clientes deberán poner de su parte para que todo salga como debe. "Incluso antes de venir , el paciente deberá cubrir un cuestionario de salud. Tendrán que venir solos salvo que sea un niño o una persona dependiente, y deberá tener el pelo recogido, intentar venir sin anillos o relojes... Hemos preparado un protocolo para gestionar la visita de los pacientes a la consulta cuando se vuelva a funcionar con relativa normalidad", apunta Iglesias.

Ópticas

También con bata están acostumbrados a trabajar en las ópticas. Y, según lo previsto, estás serán completadas por otros elementos de protección que deben hacer que su día a día recupere el ritmo que tenía antes del 14 de marzo. "Lo fundamental aquí es que a todo el mundo se le proporcione material. Que la gente salga a la calle con sus guantes y sus mascarillas FFP2, y pueda entrar en los comercios sin contagiar ni contagiarse. Higiene de manos y mascarillas, ahí veo yo la clave, añadiendo distancia de seguridad. La mascarilla será nuestro complemento principal de ropa. En nuestro caso, se podrán probar las gafas sin ningún problema y sin contaminar el material", analiza Rosa Ana Vicente, desde la óptica As Caldas.

Manos y ojos, una mezcla a proteger de forma especial para evitar a un virus que ha condicionado la vida de la sociedad. "En el caso de las lentillas, la higiene extrema es lo principal. Las conjuntivitis bacterianas se meten por las manos. Aquí, por el mismo proceso, se metería el 'bicho'. Pero con higiene de manos y mascarillas eliminamos el riesgo", insiste Vicente.

Fisioterapeutas

También continúan trabajando (o al menos tienen permiso para ello) los fisioterapeutas. José Manuel Vázquez, "Casiano", abre ahora a media jornada pero confía en recuperar sus jornadas laborales dobles lo antes posible. HaciOurense 22/4/20Casiano de clínica de fisioterapia CasianoFotos Martiño Pinalendo bueno aquello de "toda crisis es una oportunidad" ha optado por reinventarse. "Me dio tiempo a parar y a pensar un poco. Especialmente en la reorganización de la empresa. Estoy aprovechando para realizar un organigrama y dotar de funciones más específicas a cada segmento de trabajadores. Más allá de que todos sepan de todo. Sinceramente creo que la Clínica Casiano va a funcionar mejor a partir de ahora", señala.

"En vez de lamentarnos, estamos ampliando conocimientos para potenciar nuestro servicio", destaca el fisioterapeuta casiano

En buena parte porque su idea es ampliar especialidades, teniendo en cuenta las afecciones derivadas de esta crisis sanitaria que pueden ser más comunes.
 "Ya lo hemos solicitado. Hacer fisioterapia respiratoria. Ya la hacíamos, pero potenciarlo más. Suponemos que a la vuelta habrá más patologías de esta índole. A los fisios que están ahora en ERTE ya los orienté para que se formasen más en esta disciplina. En vez de quedarnos en el lamento, lo que estamos haciendo es ampliar conocimientos y tirando para delante", enfatiza Casiano.

Gimnasio

Gimnasios y centros de entrenamiento también han movido ficha. Desde la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid) están preparando un proyecto por iniciativa propia, que tendrá que ser valorado y autorizado por las autoridades políticas. "Sabemos que somos un sector especialmente afectado. En primer lugar, hablamos de espacio, aforo y distancia entre usuarios. Después ejercer la limpieza y desinfección, que ya era fundamental, y ahora aún más si cabe. Sin olvidar el control de acceso, intentando que cada persona que entre lo haga en condiciones. 

A nivel de vestuarios, hay varias opciones, Que solo sean para cambiarse o que se permitan también las duchas", explica Dani Montero, entrenador deportivo y gerente del Ginmasio Marbel. Una propuesta sectorial que demuestra las ganas de abrir con las garantías totales para hacer deporte. 

Peluquerías

Dudas también en el caso de Fran Cerqueira, pasó de trabajador esencial a verse obligado a cerrar en cuestión de horas al comienzo de la crisis sanitaria. Propietario de la peluquería Frank Barber Shop, la incertidumbre le acompaña desde el primer minuto. "Teño bastante inquietude sobre como tratar ós meus clientes e a min mesmo. Preguntei á xestoría sobre prazos e formas de apertura. Mandáronme un protocolo, pero hai moitas incertidumes. O meu cliente pode entrar ó negocio con luvas e mascarilla, pero para cortar o pelo ou a barba deberá quitala. Riscos aquí, moitos. Eu estou en contacto con persoas continuamente. Podería lavar e desinfectar despois de cada cliente, pero esa distancia dun metro e medio no meu caso é imposible.  As gañas de volver ó traballo e de facturar son evidentes. Eu, como o resto de autónomos, o estamos a pasar mal. Aínda cobrei o luns a prestación, que é que é", afirma Cerqueira.

En la mente de muchos,  la experiencia de los sectores esenciales que han continuado, como los supermercados:  protección de los empleados y clientes, aforo limitado y distancia de seguridad parecen elementos que marcarán el consumo durante los próximos meses. Los negocios se preparan para afrontar este reto.