Ourense

La actual estación de autobuses se derribará tras su traslado

Ourense

Infraestructuras

La actual estación de autobuses se derribará tras su traslado

El edificio de la estación de autobuses será derribado una vez se quede sin uso. (Foto: José Paz)
photo_cameraEl edificio de la estación de autobuses será derribado una vez se quede sin uso. (Foto: José Paz)
La Xunta ya ha encargado el proyecto de demolición mientras estudia la alternativa, que será "pública"

Mientras las obras de la nueva estación de autobuses integrada en la intermodal de A Ponte avanza "a gran velocidade" para poder abrir al público el próximo verano, como apuntaba esta semana la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, en una visita a Ourense, en paralelo en los despachos de diferentes departamentos de la Xunta se trabaja en el futuro del terreno que ocupa la actual estación de autobuses en el barrio de O Pino.

"Hay una voluntad firme de darle un uso público", garantizan fuentes del Gobierno gallego sobre la alternativa que cogerá el testigo de un equipamiento que ha dado servicio a la ciudad durante los últimos lustros y en cuya parcela los vecinos de la zona ven una oportunidad para coser el entorno y hacerlo más humano.

En esa misma línea trabaja la Xunta, que pone como ejemplo de su compromiso con evitar el abandono de ese espacio el hecho de que ya se haya adjudicado la redacción del proyecto de demolición de la estación de autobuses a la empresa ourensana IVR Ingeniería, que dispondrá de cuatro meses para su elaboración, plazo más que suficiente para que esté culminado antes de la puesta en marcha de la nueva infraestructura, lo que permitirá dejar todo listo para realizar la demolición de la terminal actual en cuanto se realice la mudanza.

"Deste xeito deixarase despexado o solar para o seu aproveitamento con outros fins dotacionais", expone el informe que justifica el encargo del proyecto de demolición, firmado por la jefa de servicio de Infraestruturas.

Nuevo o en cartera


Así, según las fuentes autonómicas consultadas, todos los escenarios están abiertos para ofrecer un nuevo uso a la parcela, tanto un proyecto nuevo como otros que tiene previsto desarrollar la Xunta a corto plazo en la ciudad de Ourense. Según trasladó en su última visita al municipio el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo, su equipo tenía en cartera un edificio administrativo o una residencia de mayores.

"Se están analizando las posibilidades de encaje en la parcela", exponen las fuentes consultadas, que no quieren demorar la decisión para evitar que se enquiste la elección de la alternativa y su correspondiente tramitación administrativa.

Debate recurrente


El futuro del solar de la estación de O Pino ha sido protagonista de infinidad de debates en el pasado mandato, desde que fue tomando forma la ejecución de la intermodal de A Ponte.

Aunque los vecinos, capitaneados por la asociación vecinal As Termas, insisten en reclamar que se pide la opinión de la ciudadanía para consensuar la alternativa, otras iniciativas fueron surgiendo. Entre las que más fuerza cobraron fue la de un aparcamiento disuasorio en parte del terreno, con el objetivo de liberar así de tráfico el casco urbano potenciando en paralelo el transporte público.

Las fuerzas políticas también se han manifestado periódicamente. La última fue el BNG, que reclama también una consulta vecinal para no generar fricciones con una alternativa unilateral.

A rebufo


Ourense es, junto a Vigo, la ciudad gallega que está tardando más en definir el uso de las estaciones de autobuses que quedarán vacías tras la construcción de las intermodales. En Lugo ya han diseñado una gran plaza pública de 6.000 metros cuadrados, en A Coruña se piensa en nuevas dotaciones para la Policía Local, mientras que en Santiago la demolición del equipamiento actual permitirá a la Xunta hacer realidad su gran complejo administrativo ya diseñado y en proyecto.



La segunda vida de los espacios, un desafío

Ofrecer una segunda vida a espacios sin uso o con una importante degradación se está convirtiendo en un importante desafío para las administraciones, con ejemplos para todos los gustos en la ciudad de Ourense.

Entre las buenas noticias están por ejemplo los proyectos impulsados por la Diputación como son el edificio "Provincia Inteligente", de la mano de Abanca, o el Centro Galego de Innovación na Formación Profesional, en la antigua Escuela Hogar de Mariñamansa, ambos en marcha y que serán una realidad en los próximos meses.

En el extremo opuesto, hay también ejemplos, destacando sin duda la antigua cárcel provincial de la rúa Progreso, que languidece ante la incapacidad para encontrarle un futuro, o las instalaciones del matadero, sin uso desde el final de la concesión administrativa.

Más en Ourense