Ourense

Los afectados por Macao: "No van a darnos el dinero"

Ourense

EN LA CIUDAD

Los afectados por Macao: "No van a darnos el dinero"

Padres y jóvenes hacían cola este lunes en el exterior de la discoteca.
photo_cameraPadres y jóvenes hacían cola este lunes en el exterior de la discoteca.
La discoteca aplazó la devolución del importe de las entradas de Fin de Año al martes 4 de febrero

Los afectados por la cancelación de la fiesta de Fin de Año de la discoteca Macao –el Concello suspendió su actividad días antes de Nochevieja– vuelven a cargar contra el establecimiento. La gerencia del local los citó e por la mañana en la taquilla para devolver el dinero de las entradas –valoradas en 20 y 30 euros–, pero nadie levantó la persiana de la Macao en la calle Valle Inclán. Según pudo saber este periódico, la discoteca cita de nuevo a los afectados el próximo 4 de febrero para el reintegro de los tickets, en horario de 10 a 12 horas y de 16 a 18 horas.

Una veintena de personas, entre padres y jóvenes, hacía cola en la calle cuando la discoteca, a través de una red social, comunicaba la imposibilidad de abrir el local debido a causas externas. Uno de los padres llamó a la Policía Nacional, que acudió al lugar para recomendar a los afectados presentar denuncias en Comisaría. Muchos creen que el local no devolverá el dinero de las entradas: "No van a dárnoslo, está claro". Desde la gerencia del establecimiento, no obstante, aseguran que los clientes sí recibirán el importe de las entradas y reiteran que lo sucedido durante la mañana de ayer responde a causas externas. "Nos iban a retirar el precinto y al final no pudieron hacerlo, pedimos disculpas a todos los afectados", aseguran desde la gerencia. 


La polémica


La polémica de la discoteca empezó el pasado mes de diciembre tras hacer pública la barra libre para Fin de Año y la entrada a menores. Días después, la gerencia pedía a los padres autorizaciones de dudosa legalidad para permitir la entrada de sus hijos. Finalmente, el Concello suspendió la actividad del local por obras ilegales e irregularidades del sonómetro.