Ourense

La agricultura ecológica se hace hueco en la plaza

Ourense

La agricultura ecológica se hace hueco en la plaza

El alcalde degusta unas nueces ecológicas.
photo_cameraEl alcalde degusta unas nueces ecológicas.

La Praza de Abastos acoge una exposición de productos ecológicos que buscan mostrar a los ourensanos las ventajas de estos alimentos 

La Praza de Abastos se convirtió ayer en un escaparate ecológico para mostrar a los ourensanos la ventaja de consumir estos productos. El alcalde de la ciudad, Agustín Fernández, visitó esta exposición, que continuará a lo largo de la mañana de hoy, acompañado por los concejales José Ángel Vázquez Barquero y Juana Ageitos; por el presidente de la plaza, Emilio González; y por el secretario y presidente del Consello Regulador de Agricultura Ecolóxica de Galicia. Durante la visita, el alcalde escuchó las críticas de Manuel, uno de los expositores quien le dijo que "los políticos nos ignora completamente".

El secretario del Consello, Javier García, detalló que los productos expuestos van desde "horta, carne, viños, procesados de castaña ou algas. Queremos facer chegar aos cidadásn as ventaxas dos productos ecolóxicos". Insistió en que no siempre son alimentos más caros que los convencionales: "O precio depende do tipo de productos, algúns incluso son máis baixos". Desde el Consello Regulador resaltan que éste es un "sector que está creciendo. De 2012 a 2013 crecimos un 12 % en facturación. Es un mercado incipiente y a ello contribuye la concienciación del ciudadano. En 2013 facturamos 26 millones de euros y en 2014 pensamos llegar a los 28 o 30 millóns. En cuanto a productores pasamos de 656 a 700 ".

Una vida “neorrural"

Anabel Dacosta, técnica asesora de la ourensana Biocop, que cuenta con 32 ganaderías socias y entre 15 y 20 ganaderías colaboradoras, señala que "cuando nacimos en el 98, éramos muy poquitos. En 2001 había 4 ganaderías, luego hubo un pequeño bum. En dos años, pasamos de 4 a 25. En cuanto al perfil, están por un lado quienes ya tenían su ganadería y se pasaron a la ecológica,porque es una forma de sentir la agricultura, y que rondan los 40 años. Luego está el otro perfil, gente formada, joven, que viene de las ciudades a instalarse, porque quiere una vida rural, 'neorrural". Y afirma que "subsistir en este sector se puede, pero con mucho trabajo, en vez de jornadas de 8 horas se hacen de 16".