Ourense

Una ajetreada noche de verano en Allariz: once pintadas en dos horas

Ourense

TRIBUNALES

Una ajetreada noche de verano en Allariz: once pintadas en dos horas

Pintadas en un inmueble de la calle Hospital de Allariz (XESÚS FARIÑAS).
photo_camera Pintadas en un inmueble de la calle Hospital de Allariz (XESÚS FARIÑAS).
Un acusado de daños reconoció que firmó puertas y ventanas de inmuebles

En apenas dos horas y media, el joven Breixo O.B. y una amiga menor de edad sembraron de pintadas tipo TAG, en verde y azul rechamante, las paredes, puertas de viviendas y bajos de la villa en la que veraneaban. En total, once inmuebles y negocios de Allariz. Puertas, ventanas, portalones, una caja de contadores, buzones o hasta en un espejo circular instalado por una comunidad de vecinos atestiguaban a la mañana siguiente que "BORE" había pasado por allí.

En total, los desperfectos superaron los 1.621 euros, aunque no todos los perjudicados reclamaron (el exconselleiro del BNG Alfredo Suárez Canal fue uno de los afectados que renunció a la indemnización).

Los autores de las pintadas lograron ser identificados porque, según explica el fiscal, un menor que estaba en la calle con un grupo de amigos vio a los denunciados en plena acción con el arma del delito en las manos, los rotuladores. Era finales de agosto de 2018 y a la una de la madrugada aun había gente por la calle.

El chico que recriminó la actitud de la pareja recibió un puñetazo en la mejilla derecha. Un parte de lesiones del Punto de Atención Continuada de Allariz así lo acredita.

Además, cuando los autores fueron identificados por la Guardia Civil, los restos de pintura en sus manos no pasaron desapercibidos para los agentes.

Breixo O.B. compareció ayer en el Juzgado Penal 2 y reconoció los hechos, lo que traducido al Código Penal significa un condena por un delito continuado de daños. La amiga con la que compartió la gamberrada ya lo había hecho anteriormente (en un juicio en 2019) en el Juzgado de Menores de Ourense y pagó 762,25 euros a los damnificados. 

La sentencia de conformidad de  Breixo le condena a desembolsar dinero tanto a la Administración de Justicia como a los perjudicados por los grafitos. Por los 15 meses multa deberá abonar 1.800 euros, además de otros 859 en concepto de responsabilidad civil para resarcir a los afectados de los desperfectos ocasionados en inmuebles particulares. 

La mayor parte de las firmas aparecieron en inmuebles del casco histórico, la calle Hospital, Fonteiriña, Rúa do Portelo, en la Plaza de Santo Estevo, Rúa San Lázaro y San Lourenzo.

Las facturas más costosas

Los daños más cuantiosos fueron en la puerta de hierro y un portalón de aluminio de un inmuebles de la calle Hospital. La propietaria aportó al pleito una factura de 569 euros. En el cartel publicitario que ese encontraba  en la parte exterior del local Rei Zentolo, en la plaza de Santo Estevo, los daños ascendieron a 454,75 euros.

El Código Penal castiga al que causare daños en propiedad ajena, atendiendo a la condición económica de la víctima y la cuantía del daño.