Ourense

Un alcalde con caché de artista

Ourense

Pasó lo que pasó

Un alcalde con caché de artista

Gonzalo Pérez Jácome, el día de su investidura. (Foto: Xesús Fariñas)
photo_cameraGonzalo Pérez Jácome, el día de su investidura. (Foto: Xesús Fariñas)
Ahora es una torre de 80 pisos, antes otras lerias. El show business de la política ha llegado para quedarse. Estos pándigos no cobran un sueldo, le pagamos caché. Para que nos tronchemos.

Palomitas para Barrio Sésamo


¡Qué bien lo estamos pasando con el gobierno de la ciudad! De agradecer su escasa propensión al disimulo, sus ganas de francachelas, su querencia por el espectáculo. Qué pintón nos queda el regidor presidiendo los plenos como quien se sienta con las palomitas en la mano a ver Barrio Sésamo, jaleando a Epi y Blas, la rana Gustavo y a la cerdita Peggy. Una corporación en sesión continua durante cuatro años, espectáculo puro. Una perita en dulce para programas como los de David Broncano o Risto Mejide. Qué bien queda un regidor al que le pagamos no un sueldo, sino un caché, como los artistiñas.

Un periódico contaba no hace mucho que Antonio David Flores y Mila Ximenez cobraban 25.000 euros a la semana por participar en Gran Hermano. El alcalde nos cuesta 65.000 al año por dirigir su gobierno de Barrio Sésamo. Rentable, sin duda. Lo es por su capacidad de promocionarse y promocionar Ourense a través del Club de la Comedia, cuyos guionistas cierran el paso a aburridos alcaldes convencionales, esos que trabajan por su ciudad y se desvelan por arreglar los problemas de la gente. Pero, francas las puertas para la nueva política, llenemos el caldero de risas y salero, que dice la canción.

El último logro ha sido anunciar una torre de 80 pisos. Por fin se afronta el primer problema de la ciudad, una torre. ¿Por qué 80 y no 72 o 105 plantas? Lo ha elegido por la práctica adivinatoria, que dice así: "La numerología del número 80 dice que es un número de edificio. Construye estructuras grandes y eficientes como edificios, sistemas y procedimientos, instituciones y carreteras. Lo que construye 80 tiende a ser altamente beneficioso para la sociedad". Enigma resuelto. Las decisiones se toman por mandato de los arúspices del gobierno local, como los que servían a los emperadores romanos, a quienes aconsejaban después de sacrificar animales y analizar sus vísceras.

Es una junta de gobierno que toma decisiones con informes de cartomancia.  No serán tan sesudas sus decisiones, posiblemente sean las ocurrencias de estos personajes de Barrio Sésamo, tan inocuos como prescindibles, tan pelmas como Epi y Blas. Pero tan caros como concursantes de Gran Hermano.  


“A maioría non queren saber nada"


Las urnas se abren hoy. Atrás queda una campaña inútil pero necesaria para que candidatos y partidos se pongan colorados: "A maioría non quere saber nada". Es el reconocimiento vergonzante que hacían los concurrentes a los comicios al cierre de la campaña.  Una censura a una praxis institucional caduca, a años luz de lo que espera el rebaño social. La grey de los partidos trabaja para que la rueda de molino sea más digerible cuando nos obligan a comulgar con ella. Con estas elecciones pasa como con los malos alumnos de las antiguas facultades, que llevaban asignaturas hasta la convocatoria de gracia, esperando que el Espíritu Santo sustituyese el estudio y el esfuerzo. Atrás queda la impostura de unos discursos ajados y retóricos, cuando lo que gran parte de la sociedad desea es ya un poco de silencio.

Vivimos un ejercicio político excesivo, como aquellos artistas del barroco que ocupaban todos los espacios de su obra, sin dejar nada por cubrir, víctimas del horror vacui. Horror al vacío ya no solo por ignorar cómo se van a interpretar esos resultados sino porque entre quienes se van a sentar en el Congreso de los Diputados por Ourense va gente que cuando la convocan para una entrevista electoral advierte: "Dime antes qué me vas a preguntar". Gente como esta es en la que confiamos para que nos saque de esto. Horror vacui. 


 El magosto nunca nos defrauda


El magosto nunca defrauda. Pocas cosas tienen la virtud de la espera. Esta fiesta es una de ellas porque se prepara, se organiza en cada rincón. Nos convoca cada noviembre y su imán atrapa más allá del día 11, lo mismo a un colegio que a una residencia de ancianos y pocas cosas tienen ese poder de convocatoria en la provincia, salvo el Entroido, claro. El magosto también es oportunidad: permite fiesta y da salida a un tímido pero real estímulo económico. Los oasis siempre reconfortan. 


Entre los grandes y los insignificantes


Adolfo Domínguez ha sido galadonado con el Premio Nacional de Diseño de Moda. Hay que invertir poco tiempo en justificar los motivos porque se suponen sabidos. Hay cierto empeño en poner sobre su foto un matasellos de ourensano, aunque ni hace falta ni él lo busca. Creo. En un momento en el que los apellidos empresariales de la provincia representan una excepción (aún afortunada), estos reconocimientos suponen un acicate, sobre todo entre las liliputienses organizaciones empresariales empeñadas en ser cada vez menores, peores y divididas.



Cocidos, escaldados y buena caza

Un mantel, un cocido y varios escaldados. Sobre la mesa botellas de Via Appia, un mencía de la Ribeira Sacra, color rojo picota, casi como la ideología de los comensales. Vino seductor, con nariz varietal, como la heterogénea procedencia de los sentados a la mesa. Quince cargos del bipartito local (2007-2015) se reunieron para celebrar que han salido ilesos de inexplicables procesos judiciales que le tuvieron (y tienen a alguno) en un sinvivir. Más de uno de la foto se fue más por la cacería de su propio partido que por la exigencia judicial. El vino acompaña bien la caza. Menor y mayor.

 OURENSE (RESTAURANTE EL COTO). 07/11/2019. OURENSE. Comida-xuntanza del ex-bipartito PSOE-BNG en el concello de Ourense. FOTO: ÓSCAR PINAL



El portafotos: Fernando Gómez Laxe

Fernando González Laxe, catedrático de Economía y presidente de la Xunta entre 1987 y 1990 al frente del tripartito formado por el PSOE (su partido), Coalición Galega y Partido Nacionalista Galego, dio una conferencia en el Foro La Región. Proyectó algunas ideas para que la sociedad tome apuntes, apoyó sus teorías en datos contrastados y su capacidad de análisis le llevó a sugerirnos que como gallegos nos repensásemos nuestro futuro. Apostó por una fábrica de ideas que plantee la estrategia de esta tierra para los próximos años. Se mostró preocupado por la deriva industrial y presentó gráficas demoledoras sobre el envejecimiento y la brecha que se abre sin remedio entre el litoral y el interior gallego.

Laxe tiene el poso del estudio y la lucidez de la experiencia. Su partido, el PSOE, tampoco es que haya hecho mucho por él. A juzgar por el perfil de algunos compañeros de su partido, parece un insulto que este hombre esté en la hornacina y en las candidaturas y cargos socialistas se encuentren, sin embargo, jarrones y floreros del todo a cien. Laxe ha sido víctima del fuego amigo, el peor de todos. Su intervención en el Foro La Región le granjeó las simpatías de un auditorio que le reconoció. Entre ellos, excompañeros ávidos de una foto con él para el Instagram.  Las fotos son recuerdos, no futuro. Vaya.ALLARIZ (HOTEL OCA VILA DE ALLARIZ). 06/11/2019. OURENSE. Celebración de un nuevo Foro La Región con el invitado Fernando González Laxe, expresidente de la Xunta de Galicia. 
La velada comenzó con una conferencia presentada por Miguel Ángel Ruiz Calle, general manager de Axesor Risk Management España. FOTO: ÓSCAR PINAL


Fernando González Laxe