Ourense

El alcalde Pérez Jácome “vacía" los centros cívicos tras suprimir la prensa

Ourense

El alcalde Pérez Jácome “vacía" los centros cívicos tras suprimir la prensa

Centros cívicos de Colón, ayer. // X. Fariñas
photo_cameraCentros cívicos de Colón, ayer. // X. Fariñas

El panorama de los seis centros cívicos del Concello de Ourense (Colón, A Ponte, As Termas, A Cuña, Seixalbo y Ceboliño) ha cambiado desde que el pasado 2 de enero entrase en vigor la orden del alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, de retirar la prensa diaria de todas las dependencias municipales, colectivos y centros de enseñanza en los que disponía de este servicio de información el ayuntamiento. El regidor minimiza esta antigua prestación a "fajos de 50 periódicos del día tirados en cualquier edificio". La realidad es diferente: los usuarios de A Ponte han iniciado una recogida de firmas para que la administración local reactive la llegada de los periódicos en una sala de prensa que ahora está vacía y que antes del 2 de enero era una de las principales actividades del centro. 


"A primera hora veníamos a leer el periódico los usuarios habituales. Desde el 2 de enero, la gente está preocupada porque no llega la prensa. Este es un punto de encuentro para mucha gente, estás entre amigos, echas la partida... Pero sin el periódico, la gente por las mañanas ya no viene", explica Manuel, usuario del centro cívico de A Ponte, el único que ayer a las 12,00 horas estaba en la sala. "Tenemos revistas antiguas y un periódico de los gratuitos...así no se puede. No todo el mundo puede acceder a comprar el periódico todos los días o a ir al bar, aquí es un sitio cómodo, viene gente de muchas partes, no solo del barrio. Además, para eso pagamos nuestros impuestos", explica. El centro cívico de A Ponte es de los que más movimiento de usuarios registran, pero la retirada de la prensa diaria merma la actividad y apenas hay usuarios en las salas de ordenadores. La sala de prensa no tiene prensa y mantiene su irónico cartel en la puerta.


La situación es similar en el centro cívico Colón, el más céntrico de la ciudad, en pleno Casco Histórico. A las 16,00 horas, dos jóvenes apagan su cigarro en la praza Saco y Arce para acceder a la sala de ordenadores. Son los únicos usuarios. Al lado, la sala en la que la gran mayoría de los usuarios acudía a primera hora a leer el periódico, está literalmente vacía y con la televisión encendida. "Antes cuando había periódico a las 3,30 ya había gente....Prueba a venir más tarde", se resigna una trabajadora.


Los impulsores de la recogida de firmas en A Ponte, iniciada el pasado viernes, se plantean trasladar la iniciativa al resto de centros cívicos para exigir una demanda común: el acceso a la prensa diaria.