Ourense

Lluvia de sueños por toda la provincia

Ourense

CRÓNICA

Lluvia de sueños por toda la provincia

Las carrozas atraviesan las abarrotadas calles de Carballiño.
photo_cameraLas carrozas atraviesan las abarrotadas calles de Carballiño.

La amenaza de lluvia no pudo con la ilusión de los niños, que ayer llenaron calles, centros culturales y espacios multiusos de todos los rincones de la provincia para recibir a los Reyes Magos y soñar con el juguete pedido. 

Los Reyes Magos llegaron sin novedad ayer a la provincia. La amenaza de lluvia no pudo con la ilusión de miles de niños que salieron a las calles para recibir a Sus Majestades. Así, acudieron a su cita con los más pequeños del oriente provincial, siendo recibidos también por las autoridades locales. En O Barco, salieron desde la estación de autobuses, finalizando en la Casa Consistorial, recorriendo una travesía principal abarrotada de gente. 

Tampoco faltaron los niños a la cita de la estación de autobuses de A Rúa, donde los Reyes Magos comenzaron su recorrido por la localidad. Escenas similares se sucedían en Trives y San Xoán de Río, donde los niños también acudieron a presentarles sus peticiones.

En otro punto de la provincia,  en Monterrei, en la localidad de Albarellos, SS.MM. madrugaban y llegaban a las doce del mediodía. El alcalde los recibía antes de que hicieran entrega de los regalos a medio centenar de niños.

Emoción la que vivieron también los pequeños de Oímbra, sobre todo aquellos que escenificaron el Belén Viviente en el pabellón deportivo. Hasta allí llegaron los Reyes, a las cinco, escucharon las peticiones de los niños y merendaron chocolate. 

Y, un año más, el pabellón polideportivo de Verín volvió a registrar un lleno total con la visita de la comitiva real. A las cinco arrancó una cabalgata desde la Casa do Escudo, que tuvo su apogeo en su punto de destino. Dentro del recinto, dos mil niños aguardaban por el trío y todo su séquito.

Y la imagen se repetía, con mayor o menor afluencia, pero con idénticas cantidades de ilusión, en todos los rincones de la provincia, desde Allariz a Bande, pasando por Celanova; desde Carballiño a Ribadavia, o Xinzo de Limia, concellos, pueblos y aldeas donde niños y mayores disfrutaron de los prolegómenos de la noche más magica del año.