Ourense

Un año de cárcel por ahogar a cinco gatos recién nacidos

Ourense

TRIBUNALES

Un año de cárcel por ahogar a cinco gatos recién nacidos

Benito Fidalgo, durante el juicio en el Penal 2.
photo_cameraBenito Fidalgo, durante el juicio en el Penal 2.

El juez añade la prohibición por tres años de comercializar animales no destinados a consumo humano

El Juzgado de lo Penal 2 de Ourense condenó a 12 meses y un día de prisión a un vecino de Ribadavia que, según el fallo, ahogó con agua a cinco cachorros de gato el 9 de julio de 2015. A continuación, ocultó el cubo en donde los había metido en un bajo de su propiedad, al lado de una tienda agrícola que regenta, colocando sobre él varias cajas y cubos con el fin de dificultar el hallazgo.

Asimismo, la sentencia le impone la inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tengan relación con animales domésticos (los no destinados a consumo humano), tales como gatos, perros u otras mascotas. El juez aclara que en caso de que Benito Fidalgo venda en su tienda animales de esa clase deberá abstenerse de continuar comercializándolos, desde que el fallo sea firme, durante un periodo de tres años. Y detalla que "tampoco podrá poseer en su domicilio u otro inmueble de su propiedad ningún animal de esta clase".

El juez que dictó sentencia valora el testimonio de una vecina que vio con claridad que el acusado estaba ahogando a los cachorros que había parido una gata que ella solía alimentar. De hecho, tal como recoge la sentencia, "tal percepción fue la que le llevó a preguntar a Benito Fidalgo por su conducta y a alertar a la Guardia Civil". Pero, además, una vez personados los agentes en el lugar, al cabo de unos cinco o diez minutos, sorprendieron in fraganti al inculpado. De hecho, este último, al ver a los agentes, intentó ocultar el cubo en cuyo interior estaban los cachorros muertos.

Para el togado, "las manifestaciones exculpatorias del acusado son absolutamente inverosímiles y sumamente confusas". Más aún, para el juez "resulta inasumible la manifestación relativa a que no había sido él quien había escondido los gatos en un local de su propiedad, cuando ha resultado probado que él se hallaba en dicho local cuando los agentes se presentaron en el lugar".

El inculpado, en el juicio, había negado los hechos por los que estaba acusado por la fiscal, pero, tal como recuerda la sentencia, explicó todo de forma muy confusa". La sentencia puede ser recurrida ante la Audiencia provincial. 

Más de 50 procesos penales desde 2013

La Fiscalía de Medio Ambiente de Ourense contabilizó hasta 58 procedimientos penales por maltrato animal desde 2013. El pasado año, fueron 11,  

Las denuncias incoadas en los juzgados de instrucción de Ourense pasaron de las cinco registradas en 2013 a las 25 tramitadas el siguiente año o las 17 contabilizadas en 2015.
La legislación ha ido progresivamente protegiendo de forma más reforzada a los animales y a cada vez mayor número de especies y razas, con un paulatino acercamiento de la regulación jurídico penal de los animales a la del ser humano.

El punto de inflexión fue en 2015 con la revisión del Código Penal de 1995, que agravó las penas, contemplando hasta un año y medio de prisión.

Es especialmente relevante, además de elevación de la cuantía de la pena de prisión, la inhabilitación. No sólo para la profesión relacionada con los animales sino para su tenencia.