Ourense

Un incendio deja sin casa a dos familias en la zona de A Lonia

Ourense

INCENDIO

Un incendio deja sin casa a dos familias en la zona de A Lonia

Una de ellas, un matrimonio con un hijo discapacitado, fue realojada por el Concello en un hotel 

Un incendio calcinó por completo dos viviendas en la zona  conocida como A Regada, entre el Campus y A Lonia, dejando a dos familias en la calle. Una de ellas, un matrimonio mayor con un hijo discapacitado, fue realojada por el Concello en un hotel de la ciudad. La otra, al parecer, se fue a un inmueble. Los servicios sanitarios atendieron a una mujer por un ataque de nervios. 

Las llamas se originaron pasadas las tres de la tarde en uno de los inmuebles, posiblemente por un cortocircuito –la Policía Científica investiga las causas– y se extendieron con rapidez por todo el inmueble, propagándose a la vivienda contigua. Una de las afectadas, Josefa Pérez, explicó que escuchó gritos de su vecina y al asomarse a la ventana ya vio el fuego. Lo primero que hizo fue coger a su hijo y salir corriendo a la calle.

Los bomberos acudieron de inmediato al lugar, junto con varias patrullas de la Policía Local, que acordonaron la zona. En las dos viviendas predomina la madera, que facilitó la combustión, provocando una densa humareda perfectamente visible desde diversos puntos de la ciudad.

La virulencia que alcanzaron las llamas obligaron a los efectivos a buscar huecos –entraron por una ventana– para hacerle frente. Lograron controlar el fuego pasadas las siete de la tarde, después de que las dos viviendas quedaran calcinadas. 

Al lugar se desplazaron los ediles de seguridade, María Dibuja y de Infraestructuras, Miguel Caride,  además de la concejal de Servicios Sociales, Eugenia Díaz Abella, que durante la tarde gestionó el realojo de una de las familias en el hotel, además de facilitarle los medicamentos que precisan los afectados por el fuego. 

Un retén de los bomberos permanecía en la noche de este lunes en el lugar, ante el riesgo de que los rescoldos se reavivasen. Las llamas provocaron derrumbes del piso y los falsos techos. "Atajar el incendio fue bastante complicado", aseguró el sargento y jefe del servicio de los bomberos, Nicanor Muñoz. 

Uno de los inmuebles amenazaba este lunes con derrumbarse. 

 

Más en Ourense