Ourense

Arqueólogos analizarán templos altomedievales

Ourense

CONOCIMIENTO DE LAS IGLESIAS

Arqueólogos analizarán templos altomedievales

Los investigadores, analizando la capilla de San Antón da Diota, en Xunqueira de Ambía
photo_cameraLos investigadores, analizando la capilla de San Antón da Diota, en Xunqueira de Ambía

Integran un proyecto del CSIC que se desarrolla este mes en la provincia 

Un equipo de arqueólogos e historiadores de la Universidade de Santiago de Compostela, con la colaboración del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), realizará trabajo de campo en la provincia de Ourense en el marco de un estudio sobre las evidencias, arqueológicas y textuales, de las iglesias de la Alta Edad Media en Galicia.

Así, el equipo de la institución compostelana hará prospecciones, lectura estratigráfica y toma de muestras de mortero y material latericio para su datación en templos como el de San Martiño de Pazó (Allariz), Santa Eufemia de Ambía (Baños de Molgas) y Amiadoso (Allariz).

El objetivo de este proyecto, llamado "Early Medieval Churches: History, Archaeology and Heritage" (Emchahe), es analizar y comprender, desde una perspectiva amplia e interdisciplinar, la existencia de evidencias del pasado, con el fin último de conocer mejor las iglesias, las sociedades que les dieron forma y las raíces de la organización tradicional rural gallega, así como poner en valor el patrimonio que constituyen estos templos, algunos en estado de abandono o semiabandono. Además de Ourense, los investigadores también están trabajando en la provincia de Lugo y el entorno de Iria Flavia, en A Coruña.

Según explica el director del equipo de arqueólogos, José Carlos Gómez Pardo, “partimos de la premisa de que muchas iglesias rurales gallegas tienen su origen en la Alta Edad Media, y que en nuestro territorio aún perviven muchas huellas de ese primer auge de construcción de esos lugares de culto. Por ello, las estamos estudiando desde diversos puntos de vista y con el objetivo de compararlas con su contexto europeo”.

El estudio contempla tres fases: prospección, análisis y divulgación. La primera ha recopilado evidencias de iglesias altomedievales conocidas en fuentes bibliográficas y documentales, tales como los documentos de los monasterios de Sobrado dos Monxes, Samos o Celanova. En la segunda, donde se encuentra el equipo, se están realizado prospecciones, lo que está permitiendo obtener muestras y materiales que ya han sido analizados en trabajo de gabinete. Se dispone ya de resultados tangibles para 12 templos.

“Por el momento, hemos detectado más de 400 evidencias arqueológicas y textuales de las iglesias que hemos estudiado. Esta cifra es, proporcionalmente, muy superior a la conocida en áreas como Asturias o el País Vasco. Por tanto, estamos ante una comunidad autónoma que conviene explorar en este sentido pues, además de ser un tema de gran interés científico, reúne un gran potencial patrimonial. Hay muchas iglesias rurales con más de 1.200 años de historia y, con información al respecto, se pueden convertir en dinamizadoras de su entorno", destaca Gómez Pardo.