Ourense

Arranca la Gran Recogida de Alimentos más atípica

Ourense

Arranca la Gran Recogida de Alimentos más atípica

Las donaciones serán económicas, por Internet o en supermercados

El Banco de Alimentos de Ourense se reinventa por obligación ante su gran campaña anual: la Gran Recogida de Alimentos, destinada a familias desfavorecidas en Navidad, que arrancó ayer en todo el territorio nacional y con una estampa muy diferente a la habitual por estas fechas. La cesta de la compra solidaria es este año virtual: no es posible hacer donaciones físicas de alimentos, por lo que desaparece la tradicional estampa de voluntarios con chaleco azul en supermercados y puntos de recogida para animar a la donación de productos básicos como leche, aceite, arroz o latas de conserva. Sólo se admiten donaciones económicas, en aras de preservar la seguridad en la situación sanitaria actual. Los ciudadanos pueden hacer aportaciones a través de Internet o en la propia caja del supermercado. El objetivo sigue siendo el mismo: "Conseguir, al menos, los 75.000 kilos de alimentos de media de las ediciones pasadas. Sabemos que es difícil, pero esperamos que podamos lograrlo", dice el presidente del Banco de Alimentos, Cecilio Santalices.

"Sabemos que este año es difícil, pero la gente va a responder. la demanda de las entidades sociales se ha multiplicado"

El procedimiento es muy sencillo: a través de la página web del Banco de Alimentos de Ourense, se ofrecen alternativas de donaciones concretas (5, 10, 20 o 50 euros), además de la posibilidad de aportar otra cantidad en el número de cuenta de la entidad. Puede hacerse através de transferencia bancaria o Bizum en sencillos pasos. Esta misma posibilidad existirá en la gran mayoría de cadenas de supermercados ourensanas: el ciudadano que desee donar sólo debe manifestarlo en la caja. "En la mayoria de supermercados no va a haber voluntarios por el tema sanitario. Ellos estarían deseando volver, pero no se puede. Además de que muchos son mayores, colectivo de riesgo", explica Santalices, que recuerda los más de 300 ayudantes que cada año participan en la Gran Recogida de Alimentos en la provincia.  

Con 50 euros, un pack familiar

El presidente de la entidad insiste en que con las aportaciones económicas, esa cesta de la compra virtual, servirá "para comprar los productos más demandados, como siempre". En este sentido, la web del Banco de Alimentos tiene una comparativa de a qué equivale cada donación. Por ejemplo, con solo cinco euros, desde la entidad pueden comprar un pack básico; que consta de un litro de leche, un litro de aceite, un kilo de pasta y una lata de sardinas. Con una donación de 50 euros, los ciudadanos pueden facilitar la compra de un pack familiar, con 15 botellas de aceite, 15 kilos de arroz y otros 15 de pasta y 10 latas de sardinas. "La intención es poder incluir también un pequeño detalle para las Navidades", explica el presidente de la entidad en Ourense. 

Tercera opción posible

A pesar de la reformulación obligada de la Gran Recogida de Alimentos 2020, Santalices plantea una opción para situaciones muy excepcionales. Es el caso de personas con dificultades para acceder a nuevas tecnologías o con lejanía de supermercados. "Será una alternativa muy excepcional, pero se buscará la manera para que estas personas puedan hacer sus donaciones poniéndose en contacto con el Banco de Alimentos de alguna manera", adelanta.

Aumento de necesidades

Durante el confinamiento y también ahora, el Banco de Alimentos no ha parado. "Siempre se necesita más. La demanda de las entidades a las que damos servicio se ha incrementado muchísimo. El pico más alto fue el confinamiento, pero sigue llegando gente nueva a las entidades sociales. Sabemos que es difícil, pero la gente va a responder este año, como lo ha hecho en los anteriores", confía el presidente del Banco de Alimentos de Ourense. La campaña termina el próximo 22 de noviembre. "Ya solo que pueda salir adelante este año es un éxito", añade. 

Te puede interesar