La Región

OURENSE

Los ataques del jabalí se han multiplicado por siete este año

Ourense ya es la provincia gallega con más batidas contra este animal salvaje, superando a Lugo
Daños del jabalí en una explotación ganadera de Arnuíde (MIGUEL ÁNGEL).
Daños del jabalí en una explotación ganadera de Arnuíde (MIGUEL ÁNGEL).
Los ataques del jabalí se han multiplicado por siete este año

El problema de los daños ocasionados por el jabalí va a más, lo que ha ocasionado que cada vez se organicen más batidas en la provincia de Ourense, pese a la escasez de cazadores –debido a la falta de relevo generacional–, que los ha reducido a la mitad en solo dos décadas. 

En las últimas cuatro temporadas de caza se incrementaron las jornadas de batida en un 78%, pasando de las 4.177 que se habían autorizado en 2015/2016 a las 7.450 jornadas autorizadas durante la temporada de 2018/2019 ya cerrada, según los datos que maneja la Dirección Xeral de Patrimonio Natural. Ourense es así la provincia con más jornadas para dar caza al jabalí de Galicia, superando con creces a Lugo (6.398), la segunda con más autorizaciones.

Este incremento de las batidas, que se ha materializado gracias a la agilización de algunos permisos, como el de las batidas preventivas, no ha conseguido, sin embargo, acabar con la lacra de los accidentes de tráfico o los daños en la agricultura que ocasionan estos suidos. 

Los avisos por daños del jabalí van a más y se multiplican a una velocidad preocupante. En lo que ha transcurrido de 2019 –hasta el pasado 23 de julio–, se habían comunicado en la provincia de Ourense 343 avisos por daños de los cerdos salvajes, una cifra notoriamente superior a los 49 que se habían comunicado el año anterior –exactamente siete veces más que ahora–.

La situación ha ido a más en toda Galicia, aunque con más intensidad en la provincia ourensana. En toda la comunidad, se ha producido ya 2.161 avisos por daños, casi el doble que los 1.335 que se registraron en 2018; y todavía más que los 1.070 que se habían producido el año anterior. 

Esta nueva temporada  habrá un mes extra para hacer batidas sin pedir autorización especial por daño, como se venía haciendo hasta ahora. 


Sobrecarga


"El año pasado, cuando terminó, los agricultores se quejaban y entonces la Administración autorizaba batidas por daños. Eso llegó a colapsar la administración por batidas por daños, porque los agentes tienen que ir a comprobar si hay daños. Entonces, lo que se ha hecho básicamente, es quitarse un mes de trabajo administrativo", explica Antonio Mota, de la Unión de Tecores de Galicia.