Ourense

Los atropellos obligan a vigilar de cerca los pasos de peatones

Ourense

TRÁFICO

Los atropellos obligan a vigilar de cerca los pasos de peatones

Una patrulla durante el servicio de vigilancia en el paso de cebra entre el parque de San Lázaro y el Paseo.
photo_cameraUna patrulla durante el servicio de vigilancia en el paso de cebra entre el parque de San Lázaro y el Paseo.

La Policía Local recriminó a los peatones que cruzaban en rojo en San Lázaro, sin multarlos

Los sucesivos atropellos de peatones por parte de vehículos en las calles de la ciudad -el último fue en la noche del miércoles en la avenida de Buenos Aires- han obligado a la Policía Local a fortalecer la vigilancia en los mismos pasos de peatones. Una patrulla controló durante buena parte de la mañana de ayer los que hay en las inmediaciones del parque de San Lázaro con las calles Paseo, Bedoya, Cardenal Quevedo y Valle Inclán, entre otras.

Los agentes tomaron posiciones sobre las mismas rayas blancas que delimitan el paso de cebra sobre el asfalto, ante la sospecha de que bastaría su presencia para que los conductores, y sobre todo los peatones, respetaran la señalización. Sin embargo, durante los más de 15 minutos que permanecieron en el cruce entre el parque de San Lázaro y el Paseo se vieron obligados a recriminar a varios peatones por cruzar cuando el semáforo estaba en rojo.

Los policías, además de llamar la atención al infractor, le recordaron que la próxima vez podrían ser multado. En todos los casos, los peatones que cruzaron de forma irregular daban la razón a los policías, para terminar alegando que llevaban prisa.

La vigilancia se enmarca dentro de una campaña para sensibilizar a peatones y conductores del riesgo que conlleva no respetar las normas de circulación dentro del casco urbano. La iniciativa, además de la presencia de patrullas en los mismos pasos de peatones, incluye la realización de controles móviles de forma esporádica de vehículos para sancionar a los conductores que circulan a más velocidad de la permitida y los que conducen bajo las influencia de alcohol y sustancias estupefacientes. 


El gobierno de la ciudad recuerda que los vecinos "deben cumplir as normas"


En plena polémica por el escrito presentado en la casa consistorial por Stop Accidentes para pedir más vigilancia a la Policía Local en el control de los malos aparcamientos, el concejal de Infraestructuras y portavoz del gobierno municipal, José Araújo, reivindicó ayer el trabajo del cuerpo policial, asegurando que hay una labor de vigilancia que "nalgúns casos acaba en multas". Recordó también que "é imposible que haxa un policía detrás de cada cidadán", por lo que reclama  a los vecinos de la ciudad "concienciación para cumprir as normas". Niega, no obstante, que se haya sembrado un "caos" en Ourense.

En este sentido, Araújo incidió en la importancia de sacar adelante el plan "Móvete por Ourense" para definir el modelo de movilidad de la ciudad en el futuro, algo para lo que ve imprescindible el "consenso" de fuerzas políticas y agentes sociales.

"Pacificar e poñer en práctica medidas leva tempo, non se fai de un día para outro, por iso é importante ir todos xuntos", indicó Araújo.