CULTURA

Auria vuelve a ver los paisajes de Antonio Quesada

La sala de arte de Afundación, en la Praza Maior, acoge hasta el 12 de mayo una exposición de las 34 obras más representativas del ourensano, fallecido hace cuatro años

 

Auria vuelve a ver los paisajes de Antonio Quesada

Ourense salda una deuda con Antonio Quesada. El pintor, uno de los máximos exponentes del paisajismo en Galicia y España, centra la exposición que se  inauguró ayer el espacio de arte de Afundación (Praza Maior,4), producida por esta entidad y por la Xunta de Galicia.  Es un recorrido por la obra más representativa del artista ourensano. Sus "paisajes del alma".

"Lo difícil no fue escoger, sino descartar obra", dice Teruca Cendón, comisaria de la muestra, que se encargó de esta tarea con la participación activa de los familiares de Quesada, en una inauguración que contó con la presencia, entre otros, del presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, el presidente de la Diputación, Manuel Baltar, el conselleiro de Medio Rural, José González, el obispo de Ourense, Leonardo Lemos o el alcalde de la ciudad, Jesús Vázquez.

"Antonio Quesada. Dende o sentimento" se puede visitar hasta el 12 de mayo. Son 34 obras en las que Auria va pasando por cada pincelada, por cada momento vital del pintor. "Ourense está siempre presente en su obra. La impronta de su niñez la llevó a lo largo de su carrera", cuenta Cendón. Precisamente el cuadro más antiguo, de 1967, ya es un paisaje de As Burgas. Además de una parte dedicada a su conexión con su tierra natal, la exposición se centra en dos ejes temáticos más: la influencia de Velázquez y la potencia del color.

Humberto Quesada, uno de los hijos del pintor, subrayó el "ambiente mágico" de la niñez de su padre, que influyó notoriamente en su obra. Una madre que estimulaba la creatividad de sus hijos. Ella impregnó de "ensoñación" la obra de Quesada, "aspecto que contrastó con el rigor de la técnica", puntualiza. Héctor Quesada, otro de los hijos del artista, destacó que "la luz de estos cuadros es la luz de Ourense".

Mercedes Rozas, patrona de Afundación, definió a Antonio Quesada como "referente do paisaxismo galego" y "persona querida" en Afundación. Una de las hijas del pintor, Mari Fe Quesada, recordó la cercanía del edificio con la casa natal de su padre, un lugar en el que "aún resuenan en el aire los ecos de su voz". Hizo referencia al "Ourense de posguerra que se clavó en su corazón".

Anxo Lorenzo, director xeral de Políticas Culturais, definió la exposición como "un acto de justicia con el artista"; mientras que Baltar dijo que  "Antonio Quesada é Ourense, coa súa obra atemporal".  Jesús Vázquez celebró el "reencontro de Quesada coa súa cidade".