Ourense

Avalancha de ERTE: más de 4.200 trabajadores afectados

Ourense

Economía | Crisis del coronavirus

Avalancha de ERTE: más de 4.200 trabajadores afectados

Polígono industrial de San Cibrao das Viñas. (Foto: Martiño Pinal)
photo_cameraPolígono industrial de San Cibrao das Viñas. (Foto: Martiño Pinal)
En dos semanas se han solicitado casi tantos como en un solo año de los peores de la pasada crisis

La evolución del contagio sociolaboral del coronavirus tiene muchos paralelismos con el sanitario. Por el momento ambos están en fase de crecimiento exponencial en el número de casos. Hace un mes nadie presagiaba la cifra de Expedientes de Regulación Temportal de Empleo (ERTE) que la autoridad laboral debe resolver estos días. Según los datos de la Consellería de Emprego e Industria, hasta ayer se habían solicitado 1.055 expedientes, que afectan a 4.281 trabajadores en Ourense. En toda Galicia la cifra presentada es de 8.276 trámites con 45.440 empleados afectados.

La avalancha de solicitudes es tal que desde que estalló la crisis del coronavirus y el correspondiente decreto de estado de alarma —con la consiguiente paralización de la actividad— se han presentado casi tantas solicitudes de ERTE en la provincia como los resueltos en los años más duros de la crisis del 2008. Por ejemplo, según datos oficiales, el año más complicado en este tipo de procedimientos fue el del 2012, que se cerró en Ourense con 1.882 Expedientes de Suspensión Temporal. O el del 2013, que concluyó con 1.231 procedimientos.

Desde aquellos años la situación ha ido mejorando paulatinamente, hasta el punto de que el pasado mes de febrero no se tramitó ningún expediente de este tipo, según los datos de la Xunta. Por lo tanto, la avalancha se está produciendo en apenas dos semanas.

Tanta es la aglomeración de casos a presentar que ayer mismo el Colegio de Gestores Administrativos de Galicia advertía que "los despachos tienen mucha carga de trabajo, porque además de tramitar procedimientos urgentes, tienen que procesar la normativa que cambia día a día, además de asesorar y tranquilizar a los clientes, que están atemorizados por las consecuencias económicas de esta crisis".

La mayor parte de los despachos colegiados, casi 600 en la comunidad autónoma, "han iniciado la tramitación de (ERTE) y despidos, sobre todo en el sector comercio y hostelería, el más afectado en esta crisis", según el colectivo. 

Pero a los efectos laborales del coronavirus son pocos los sectores que consiguen escaparse. Por ejemplo, en el gremio del automóvil se suceden las malas noticias. La dirección de PSA Vigo propuso ayer un ERTE para los 7.000 trabajadores de la plantilla, lo que supone un efecto arrastre en las auxiliares que surten a la multinacional, una buena parte de ellas ourensanas, que emplean a unas 2.000 personas. Fuentes del sector en la provincia indicaron ayer que "era lo previsto" que la planta viguesa adoptase esa medida en virtud de la quiebra de todos los resortes del mercado.

En ese sentido, la patronal española de proveedores de automoción (Sernauto) pidió ayer al Gobierno que los ERTE por fuerza mayor "sean aceptados en vista al cierre que han sufrido sus clientes finales, las plantas de fabricación de automóviles, tanto en España como en el resto de la Unión Europea", que han parado su actividad debido a las roturas de stock que ha provocado la interrupción de la cadena de suministro. 


Las negociaciones continúan en otras empresas clave


Ninguna empresa o sector está libre del zarpazo de la inesperada crisis del coronavirus. Hasta las empresas más consolidadas se han quedado sin producción y mercado de la noche para la mañana. Es el caso de Sociedad Textil Lonia (STL), una compañía que pone en el mercado las colecciones de moda y complementos de las marcas Purificación García y CH Carolina Herrera. Ayer mismo se negociaron las condiciones para presentar un eventual ERTE ante la autoridad laboral. Por el momento, la decisión no está tomada pero la propuesta que está encima de la es presentar dos tipos de expedientes: uno de ellos, de fuerza mayor, afectaría a la red de tiendas de la enseña ourensana. Obviamente, la empresa se sustenta en que tiene su red comercial cerrada para que sea atendida la solución. Este expediente afectaría a más de un millar de trabajadores de las tiendas. El otro que está en negociación se llevaría a cabo por causas relacionadas con la producción, también afectada, y que podría afectar a buena parte de los casi 800 empleados que están en la sede central del parque empresarial de Pereiro de Aguiar.  
A expensas del cierre de las negociaciones entre los sindicatos y la empresa, el ERTE vendría a sumarse a otras empresas del sector, entre ellas Adolfo Domínguez, que ha presentado un expediente para 909 trabajadores, más del 70% de la plantilla, con afectación en la red de tiendas y en la sede central de la compañía, en el polígono de San Cibrao das Viñas.

Más en Ourense