Ourense

Las ayudas a concellos estarán unidas a su labor demográfica

Ourense

DEMOGRAFÍA

Las ayudas a concellos estarán unidas a su labor demográfica

Participantes en una actividad de conciliación en el centro cívico de A Ponte (XESÚS FARIÑAS).
photo_cameraParticipantes en una actividad de conciliación en el centro cívico de A Ponte (XESÚS FARIÑAS).

La Lei de Impulso Demográfico busca proteger a la familia y apuesta por blindar servicios básicos

La Xunta de Galicia publica hoy el anteproyecto de la Lei de Impulso Demográfica, primera de esta tipología que se aprueba en España, y que incluirá el blindaje del acceso a la tecnología, internet, transporte, y servicios básicos de las personas del rural, y vinculará los procesos de contratación públicos y los fondos de ayuda a los concellos a los "esforzos" que estos hagan en materia demográfica.

Esta nueva normativa se perfila clave en los próximos años para una provincia como Ourense, que necesita ayudas y que, junto a los fondos que llegarán de Europa, se configura como referencia en implantación de políticas demográficas.

Por primera vez, se garantiza en el papel el blindaje de servicios básicos como el transporte –y su  gratuidad para los menores de 19 años, y el servicio educativo, primando el "principio de proximidade" en las etapas de Infantil y Primaria. La estrategia plantea también  garantizar la accesibilidad de estos servicios a los núcleos más pequeños, y apuesta por atraer a los gallegos que están en el exterior, dando más facilidades para su llegada.

La ley recoge la puesta en marcha de programas  para conseguir viviendas "de calidade" en el rural; el blindaje de las ayudas por nacimientos o adopciones hasta los tres años de edad con "especial atención" al rural, o facilitar descuentos en el transporte a familias numerosas, incluyendo bonos en los peajes autonómicos y en los aparcamientos de los hospitales.

Dentro de la apuesta por la familia, uno de los ejes de este nuevo texto normativo, la ley incluye otras novedades para dar un trato preferente a aquellos que apuesten por tener hijos. Todos los edificios de uso público –aunque tengan titularidad privada– que tengan aparcamiento deberán contar con plazas  para familias con niños menores de 12 años  y para mujeres embarazadas.


Conciliación, clave


Otra de las claves es la conciliación, garantizando recursos, como  la cesión de los colegios para actividades previas a la jornada lectiva. Para intentar cumplir una de las reclamaciones del os padres,  la ley fija la necesidad de tener plazas para todos los niños de 0-3 años y adaptar los horarios a las "necesidades laborales" de los progenitores. Incluso contempla medidas como promover el adelanteo del "prime-time" televisivo para facilitar los horarios. 


Una comisión con tres administraciones


La nueva Lei de Impulso Demográfico, que la pasada semana fue aprobada por el Consello da Xunta y que deberá ser refrendada ahora por el Parlamento de Galicia, incluye la creación de nuevos organismos y principios básicos por los que se ha regir toda la política autonómica.  El primero de ellos será la Comisión de Impulso Demográfico, que desarrollará una estrategia conjunta entre las diferentes administraciones –Xunta, concellos y diputaciones–, y que velará por la incorporación de la perspectiva demográfica a las leyes y los presupuestos.  Habrá un vocal de cada consellería, de cada diputación, y representantes de los concellos, con especial presencia de los inferiores a 5.000 habitantes. 

 Asimismo , la ley planea que el Observatorio para a Dinamización Demográfica debe remitir informes periódicos sobre la situación.

Otras de las medidas que se recogen en el nuevo texto están la creación de un plan de ayuda a familias monoparentales o la teleastistencia avanzada para tratar a mayores que viven solos.