Ourense

La provincia pierde nueve habitantes al día pese a reducirse la emigración

Ourense

DEMOGRAFÍA

La provincia pierde nueve habitantes al día pese a reducirse la emigración

Un hombre se dispone a cruzar la calle, ayer en la ciudad.
photo_cameraUn hombre se dispone a cruzar la calle, ayer en la ciudad.

La baja tasa de natalidad lleva a Ourense a bajar de los 310.000 residentes incluso logrando atraer más personas de las que se van

Un saldo vegetativo cada vez más desesperanzador, con las defunciones triplicando los nacimientos que se producen, condenan a Ourense a bajar de la barrera de los 310.000 habitantes pese a haber conseguido poner freno al éxodo migratorio, sumando dos semestres seguidos atrayendo más gente de la que se va a otros puntos de España o del extranjero.

Así lo refleja el último balance publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística, que cifra en 309.986 personas la población de Ourense a 1 de julio del presente año, 1.592 menos que la que había a principios de 2017, o lo que es lo mismo, casi nueve habitantes al día que se pierden.
En términos porcentuales, el descenso de población en seis meses es del 0,51% y supone el séptimo más elevado de las provincias españolas, por detrás de Zamora, Ciudad Real, León, Cáceres y Cuenca. En el lado opuesto, los mayores crecimientos relativos de población se dieron en Baleares, Santa Cruz de Tenerife y Madrid.

Como avanzaba el INE el pasado martes, los nacimientos en Ourense se situaron entre enero y junio en su suelo histórico, con apenas 849 alumbramientos que, unidos a las 2.561 defunciones del primer semestre del año dejaba una pérdida de habitantes teniendo en cuenta solo el movimiento natural de población de 1.712.
Para contrarrestar en parte esta tendencia, una constante en los últimos lustros, la emigración ha dado un pequeño respiro para contener la hemorragia demográfica, obteniendo por segundo semestre consecutivo un saldo migratorio positivo, tras siete en guarismos negativos.

Aterrizaron en Ourense 2.548 personas, mientras que hicieron las maletas un total de 2.429, refleja el INE

Ese freno al éxodo poblacional lo marca la relación con el extranjero, de donde llegaron 1.094 personas, mientras que hicieron el viaje en sentido contrario 734. El saldo positivo de 360, aunque es mejor que el del segundo semestre del año pasado, confirma que la inmigración está repuntado, así como los retornos de ourensanos con raíces en la provincia que emigraron en su momento.

En lo que respecta a la migración intraprovincial, el comportamiento también invita a ser optimista pese a que el saldo sigue siendo negativo, haciendo las maletas 1.695 personas, la cifra más baja en un período de seis meses desde el año 2008, cuando el INE ofrece los primeros datos de esta estadística. Por el contrario, llegaron a Ourense de otras provincias 1.454 personas. 

Galicia, quinta Comunidad en pérdida de población

Galicia perdió un total de 6.554 habitantes en los seis primeros meses de 2017, ya que ni los nacimientos ni la inmigración sirvieron para paliar el número de fallecimientos ni compensar la salida de población aunque el saldo migratorio es favorable a la Comunidad gallega.

Según se desprende de los datos difundidos, a 1 de julio de 2017, Galicia tenía 2.703.662 habitantes, lo que significa 6.554 menos que el 1 de enero, una pérdida del 24% de sus habitantes.

Esto la sitúa como la quinta Comunidad de todo el Estado en pérdida de población durante los primeros seis meses del año, superada por Castilla y León (-50%), Extremadura (-0,43%), Asturias (-0,41%) y Castilla-La Mancha (-0,30%).
Si se toma como referencia los movimientos migratorios (salidas y llegadas de población), Galicia cuenta con un saldo positivo, tras haber ganado 2.087 habitantes en los primeros seis meses.

En el conjunto del Estado, la población aumentó en 21.021 personas durante la primera mitad del año y se situó en los 46.549.045 habitantes. n

Más en Ourense