Ourense

Balance agridulce en el sector turístico de Ourense tras la Semana Santa

Ourense

Lucha contra el coronavirus

Balance agridulce en el sector turístico de Ourense tras la Semana Santa

El Tren das Burgas marcha de Praza Maior. // JOSÉ PAZ
photo_camera El Tren das Burgas marcha de Praza Maior. // JOSÉ PAZ
La hostelería, dividida entre la frustración y el alivio ante los niveles de ocupación conseguidos

La hostelería ourensana deja atrás una Semana Santa de luces y sombras donde prevalecen los tonos de gris. A la Oficina de Turismo de la ciudad siguen sin llegar los turistas y las noticias positivas. Con las restricciones actuales, les resultó imposible alcanzar datos de atención ni siquiera comparables a cualquier año precovid. 

HOTELES

El Hotel Francisco II registró ocupaciones del 63% el jueves (ese día, el mal tiempo provocó cancelaciones de última hora), 82% el viernes, 72% el sábado y 25% el domingo, lastrado por el cierre del resto de comunidades. Y es que en algunas de ellas, como la Comunidad Valenciana, el lunes es festivo, y por tanto quienes trabajan en estas regiones pueden alargar sus días de ocio. Así, en 2019 registraron una ocupación similar en viernes y sábado, pero el doble en domingo (50%). No obstante, ven el vaso medio lleno: "Hace dos semanas firmábamos estas cifras. Los Carnavales habían sido un desastre". 

En el Hotel NH de Ourense lograron una ocupación del 80% durante los días festivos, pero, poniendo la lupa, se advierte que no fueron buenas jornadas. Y es que la ocupación media de la semana en su conjunto fue del 56%, mientras que tan solo siete días antes, al calcular la media de la semana anterior, el porcentaje había sido del 67%, muy por encima. 

María Salgado, desde el Hotel San Rosendo, califica a las jornadas vividas durante esta Semana Santa como "fatales, un cero, al menos para nosotros. No notamos ni los días grandes. Y es imposible, cerrando a la hora que se cierra. Si tuviéramos los horarios de Madrid, hasta las 22,30… Pero en vez de apoyar a las empresas, se les echa tierra encima". No obstante, a algunos establecimientos hosteleros de la ciudad, como Bar O Cruceiro, en las inmediaciones de As Burgas, centro neurálgico del turismo en la ciudad, la Semana Santa trajo días felices: "En comparación con los meses anteriores, tuvimos bastante clientela", reconocen. 

TERMALISMO

Desde Caldaria Balnearios destacan que los valores de ocupación finales coincidieron con sus estimaciones previas, en torno al 80%. "Entre a Semana Santa e a Ponte de San José, estamos acadando datos interesantes", festejan. Sus actividades, como rutas en bicicleta eléctrica, están teniendo también buena aceptación. Si la situación epidemiológica se mantiene estable, esperan poder tener abiertos sus tres centros este verano, aunque en el caso de Lobios no sea de forma completa. Ya aprecian brotes verdes: "A xente afeita ao termalismo está regresando aos balnearios". Eso sí, para el regreso de los programas del Imserso habrá que esperar a finales de año o incluso a 2022. 

CASAS RURALES

Por otra parte, Felipe Pires, presidente de la asociación Limia Verde, que agrupa a casas rurales de A Limia, Celanova y Baixa Limia, destaca que las ya disponibles registraron una ocupación media del 60%, pero la mayoría aún están cerradas. En lo que respecta a su establecimiento, Casa da Feira, en Lobios, sí logró una ocupación del 100%. No obstante, a niveles generales, no se cumplieron las expectativas del sector. Ahora aguardan que el buen tiempo y el desconfinamiento progresivo despierten en la gente las ganas de reanudar las actividades de ocio. 

Por otro lado, desde el Consorcio de Turismo Ribeira Sacra hacen un balance positivo, con una ocupación media del 27 al 30 de marzo del 55%, calcando sus previsiones. Del 31 de marzo al 4 de abril incluso se superó el listón marcado días antes, alcanzando una ocupación del 83%. Los grandes triunfadores, sus casas rurales, que disfrutaron de un 92% de ocupación. 

En cuanto al resto de la provincia, desde Monterrei se centraron durante los días festivos en divulgar su patrimonio, aumentando el número de visitas guiadas y el horario de atención, y la oficina municipal de turismo de Allariz atendió casi 3.000 consultas durante la Semana Santa. 

Te puede interesar