Ourense

Baltar ultima la destitución de Ojea tras votar en contra del presupuesto de la Diputación para 2021

Ourense

Política

Baltar ultima la destitución de Ojea tras votar en contra del presupuesto de la Diputación para 2021

Manuel Baltar, durante el pleno celebrado ayer en el Pazo Provincial.
photo_cameraManuel Baltar, durante el pleno celebrado ayer en el Pazo Provincial.
PP, Ciudadanos y Caride, que apunta a la vicepresidencia segunda, votan a favor de unas cuentas por 79,7 millones

La crisis interna que vive Democracia Ourensana desde hace semanas tiene ya también consecuencias en el reparto de fuerzas de la Diputación después de que este viernes se consumase que el vicepresidente segundo de la institución, Armando Ojea, votaba en contra del proyecto de presupuestos elaborado por el gobierno provincial del que formaba parte en virtud del pacto suscrito al inicio de mandato entre PP y DO. Ojea, que se mantiene al lado del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, rompió la disciplina de gobierno y lo hizo en completo silencio, sin intervenir ni una sola vez durante el pleno.

Muy diferente fue el comportamiento del portavoz de DO, Miguel Caride, que se mantuvo alineado junto a los populares para sacar adelante, inicialmente, las cuentas de 2021, también apoyadas por la diputada de Ciudadanos, Montserrat Lama.

El posicionamiento de Armando Ojea, que ya no había acudido a las dos últimas juntas de gobierno, supone que Baltar está ya preparando su destitución como vicepresidente segundo, a la que apunta Caride al considerar ambos que el pacto entre PP y DO sigue vigente en la Diputación.

Caride, el portavoz

Tal y como dejó claro el secretario de la institución, Juan Marquina, a pregunta del PSOE, nada ha cambiado desde el inicio del mandato en que los dos diputados de DO decidieron que Miguel Caride sería el portavoz del grupo, un nombramiento que sigue plenamente vigente a día de hoy pese a que Gonzalo Pérez Jácome irrumpiese la semana pasada en el Pazo Provincial asegurando ser el representante legal de DO y comunicando que Caride había sido expulsado del partido y del grupo.

Sin embargo, Marquina dejó claro que Jácome no ha logrado acreditar, por ahora, nada de eso con documentación.

Caride profundizó posteriormente en esta cuestión, tras consultar al Ministerio del Interior sobre la situación legal de DO, recibiendo por respuesta que la formación nunca ha actualizado sus cargos desde su fundación en 2001, lo que llevó a Interior –como adelantó este periódico– a iniciar un expediente de disolución del partido si no se ajusta a la legalidad.

Su condición de portavoz le permite también tener capacidad de decisión sobre el personal eventual, manejando la posibilidad de cesar a los dos asesores contratados por DO.

El PSOE, a través del diputado Ignacio Gómez, centró sus críticas en Caride, al que calificó de "tránsfuga de manual", comentario que indignó al portavoz de DO, "sorprendido pola defensa á ultranza que fan (los socialistas) de Jácome cando el é o problema real".

Las cuentas

Más allá de la crisis en DO, el debate del presupuesto centró buena parte de la sesión plenaria. A expensas de las posibles alegaciones que pueda haber en las próximas semanas antes de su aprobación definitiva, las cuentas están claramente "condicionadas polas consecuencias económicas e sociais da pandemia", como expuso el portavoz del PP, Plácido Álvarez, en la defensa de una propuesta que asciende a 79,7 millones, un 7% menos que la cifra del año anterior.

"Somos unha vez máis os primeiros, cuns orzamentos que non renuncian a nada e prestando ademais uns servizos que non presta ningunha outra Deputación. Non haberá récord, pero non impedirá que cumpramos cos obxectivos, priorizando a área social, o emprego, a cooperación e os investimentos", señaló el popular.

Por su parte, Caride apuntó que es "razoable" votar a favor "porque os orzamentos son necesarios sempre, máis nestes tempos difíciles". Mientras, la diputada de Ciudadanos, Montse Lama, consiguió arrancar al gobierno provincial su compromiso de modificar las bases de los planes de cooperación de obras y juventud para que los concellos puedan destinar esos fondos a paliar necesidades derivadas de la pandemia.

Por otro lado, el portavoz del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, argumentó la negativa de su grupo "por estar ante uns orzamentos repetitivos e menguantes que non deixan marxe de manobra". El socialista criticó también el reparto "inxusto" de las subvenciones.

Esto fue resaltado por el diputado del BNG, Bernardo Varela, lamentando también que "o 66% sexa para gastos de funcionamento" e insistiendo en la necesidad de elaborar un plan único de reparto de fondos "porque os concellos son maiores de idade para decidir en que gastar". 

El escultor Manuel Buciños, hijo adoptivo

El pleno celebrado ayer sirvió también para aprobar la Conta Xeral de 2019 y una modificación de crédito del presupuesto actual para conceder subvenciones.

Por otro lado, hubo unanimidad para otorgar el título de hijo adoptivo de la provincia al escultor Manuel Buciños, validándose también el reglamento de uso del pabellón Paco Paz.

En lo que respecta a las mociones del PSOE y BNG, que pusieron sobre la mesa el protocolo para la vuelta a clase, la creación de una tarjeta para jóvenes y el rechazo al transfuguismo, ninguna de ellas contó con el respaldo de la mayoría para conseguir su aprobación.